¡Hoooola!
¿Qué quieres hacer?
Te proponemos varios planes diferentes para que nos conozcas más, para que aprendas algo o para que te entretengas un rato. Lo que más te apetezca.

  Ir a Microbio.tv
  Mirar gaticos
  Ver nuestros trabajos
  Bichear nuestro Facebook
  ¡Twittear tu amor!
  Jugar al Arkanoid
  Leer un poema épico
  Telequinesis con YouTube
  O... ¡Escuchar nuestra listaca de Buenos Días Microbio en Spotify!

Cinco cosas que puedes aprender de The Walking Dead en la gestión de tus redes sociales

The Walking Dead Redes Sociales

21 nov Cinco cosas que puedes aprender de The Walking Dead en la gestión de tus redes sociales

¿Quién no espera un holocausto zombie el día menos pensado? The Walking Dead es la serie de moda (que, por cierto, nos tiene ligeramente enganchados y eso que todavía no hemos visto la cuarta temporada) y como en Microbio Comunicación tenemos la idea de que de todo se puede aprender, nos hemos parado a pensar en lo que podríamos sacar en claro si esta serie fuera un curso intensivo sobre la gestión de comunidades, la actualización de blogs y otras cosas del internet. Dicho lo cual, vamos a matar zombies.

Mantente alerta.

Lo primero que uno aprende con una serie como The Walking Dead es que, allá dónde menos te lo esperas hay un zombie dispuesto a roerte los sesos. Con la gestión de las redes sociales de una empresa puede sucederte algo parecido: todo va bien hasta que un día, sin saber muy bien cómo, se te va de las manos.

Necesitas mantenerte alerta, analizar los datos para prever posibles tendencias, agazaparte y esperar notificaciones intempestivas a las que contestar con buena cara. No vaya a ser que te destrocen a un cliente por haberte dormido en los laureles.

Dosifica fuerzas.

Puede que veas un zombie y, como vas rebién de armado con tu bate y tu palo de trinchar carne muerta, decidas ensañarte con él a base de bien. El problema es que, en cuanto acabes, tendrás otros 50 zombies esperando que les des lo suyo. Y eso, aunque sea carne muerta, cansa. Por eso debes dosificarte y atacar a los puntos clave y en los momentos adecuados.

No hay que gastar balas ni fuerzas. Exactamente igual que cuando gestionas las cuentas de redes sociales o actualizas el blog de una empresa: de nada te vale soltar todas tus ideas hoy si mañana vas a tener que encontrar unas nuevas. Dosifica y analiza esas ideas, prepara una estrategia que te permita ir creando interés conforme vas creciendo. No por que lo digas todo rápidamente va a resultar mejor.

Asegura el perímetro.

Ok. Has encontrado un sitio resguardado y pretendes pasar allí la noche pero… ¿Has registrado todos los recovecos posibles? ¿Has entrado en todas las habitaciones y comprobado que no hay ningún muerto viviente en la despensa? Si lo has hecho, felicidades. Si no, que no te extrañe que a mitad de la noche te despierten unos tiernos mordisquitos en el cerebelo.

Si lo trasladamos a lo que nos ocupa, este punto nos habla de la necesidad de saber qué está pasando con tu marca y en qué lugares nos sentimos más cómodos: ¿Sabes qué contenidos gustan más a tu audiencia? ¿Has analizado los posts que has publicado para saber cuál tiene más relevancia y cual, directamente ha pasado desapercibido?

The Walking Dead Gestión Redes Sociales | Microbio Comunicación

Crea una comunidad fiable.

Cuando tu vida depende de todos los que están a tu alrededor lo mejor es que puedas confiar en ellos, cuanto menos, como si fueran tu familia. Que sepas que no te tirarán hacia una manada zombie únicamente para salvar su cuerpo serrano de dos o tres mordiscos de . En la gestión de una comunidad y en las redes sociales ocurre lo mismo: tu equipo, la gente con la que trabajas, debe ser de confianza. Debes estar convencido de la calidad de quien actualiza tus contenidos, de la capacidad de tu equipo para cumplir con las competencias a desempeñar. Si no, terminarás por dejar la cara más visible de tu negocio en manos de unos buscavidas sin compromiso.

[tw-button size=”large” background=”” color=”” target=”_self” link=”http://blog.microbio.tv/cosas-que-un-sobrino-nunca-hara-por-tu-empresa/”]Quizá te interese: 5 cosas que un sobrino nunca haría por tu empresa[/tw-button]

Establece un orden de prioridades.

Matar zombies y eso es divertido pero… ¿Y la comida? ¿Y el agua? La anarquía y el caos están muy bien cuando tú las controlas a ellas y no ellas a ti. Por eso, tienes que establecer unas prioridades para evitar morir de hambre en lugar de acabar comido por unos zombies desalmados. Que lo mismo nos da que nos da lo mismo.

Así, tendrás que pensar en qué lugares te compensa estar y cuáles no (quizá no necesites estar en Facebook pero sí en LinkedIn con una suscripción de pago), analizar qué pasos vas a dar y de qué forma para no empezar la casa por el tejado. Que luego todo son prisas y mordiscos.

Y ya. Hasta aquí esta miniparticular guía zombie sobre la gestión de contenidos. ¿Te ha gustado? ¿Añadirías algún punto? No lo dudes, mira hacia los lados, asegúrate de que no hay ningún muerto viviente cerca y… ¡Déjanos tu comentario!

microbio-comunicacion-newsletter
¡Apúntate a la única newsletter que no molesta!

Sólo te mandaremos tres tipos de cosas: o algún último trabajo del que estamos muy satisfechos, artículos molones de nuestro blog o aquellos artículos de otras webs que puedan ayudarte a aprender y mejorar en tu día a día con internet (y con la vida en general).

Alex Sanz Vicente
alexsanzvicente@gmail.com

Periodista. Orgulloso fundador de Microbio Comunicación. Locutor. Lector empedernido. “Seriéfilo” trasnochador. Perseguidor de ideas. “Realizador” de proyectos. También tiene una web propia, pero Microbio le ha absorbido la escritura.

1Comentario
  • Microbio Comunicación | Ilustrada Comunicación y los Pentawards
    Escrito con cariño a las 10:40h, 03 noviembre Responder

    […] ¡Ains! Si no fuera por Walking Dead, todo lo que nos hubiéramos perdido en esta vida… Por eso nos ha encantado esta acción publicitaria de Ski Austria para promocionar la serie de zombies más famosa del planeta. Se trata de una parada de autobús, gente inocente, y algún que otro muerto viviente. Pero no os contamos más, lo mejor es que lo veáis. […]

¡No te cortes! ¡Publica un comentario! ¡A lo loco!