¡Hoooola!
¿Qué quieres hacer?
Te proponemos varios planes diferentes para que nos conozcas más, para que aprendas algo o para que te entretengas un rato. Lo que más te apetezca.

Ir a Microbio.tv
  Mirar gaticos
  Ver nuestros trabajos
  Bichear nuestro Facebook
  ¡Twittear tu amor!
  Jugar al Arkanoid
  Leer un poema épico
  Telequinesis con YouTube
  O... ¡Escuchar nuestra listaca de Buenos Días Microbio en Spotify!

Con amor y cariño, que le den a tus fans (en Facebook y en Twitter)

redes-sociales-microbio-comunicacion-comunidad

Con amor y cariño, que le den a tus fans (en Facebook y en Twitter)

Llevamos ya unos añitos de esta revolución social, intentando entender qué significa y qué provoca todo este varapalo a la comunicación corporativa tradicional que nos ha traído internet.

Mucho se ha blogueado sobre esta nueva situación en la que las empresas se enfrentan cara a cara con usuarios de todo el planeta. Con clientes. Con personas. De hecho, todo el mundo tiene las claves del marketing online más exitoso y todo el mundo te dará las 10 estrategias correctas para aumentar tus seguidores, mejorar tu engagement o generar una comunidad única en la red.

Todos tienen las claves pero, por increíble que parezca, a no todos le funcionan. Esto ya de por sí nos da nuestra primera regla a tener en cuenta en el internet de hoy:

Aunque la información necesaria para hacer lo que sea esté ahí, en Google, es posible que tú no lo sepas hacer bien. Mala suerte, amigo.

Así, con el ojo del huracán asentándose y la comunicación en internet tomando forma y experiencia, van quedando claras unas cuantas reglas que marcarán el futuro de la relación que las empresas tienen con los medios sociales.

Se vislumbra, por tanto, que muchos de los axiomas que nos han sido dados son, si no falsos, sí incompletos. Lo decíamos y lo decimos: nadie tiene las claves de lo que pasa en internet. Puedes tener una idea (ligera) de hacia dónde va la tendencia pero no una idea (clara) de lo que va a ocurrir en realidad.

Internet es el movimiento desorganizado de millones de usuarios que encumbran insights que nadie hasta esa mañana había podido descubrir. Internet es prueba y error. Internet, por ponerlo fino, es como una bandada de pájaros que se mueven en orden aunque ninguno de ellos tenga claro hacia dónde demonios van.

Pero, aún con esas, hay varias cositas que parecían y siguen pareciendo claras -aunque muchos se empeñen en seguir comprando fans o aumentando sus seguidores sin control-. Internet, el medio con más alcance, es, a la vez, el medio en el que menos prisa deberíamos tener. De ahí todo esto, claro.

Todo tiende a Cero. Twitter también.

Se veía venir. Por pura lógica empresarial. Facebook, Twitter y los demás quieren ganar dinero con sus plataformas. Por eso, tienden a cero.

Esto, que suena muy de matemáticas de 5º, no es más que poner bonito algo muy concreto: si no pagas, no llegas. O, más concretamente, si no pagas, no llegas a tantos como deberías.

Facebook ya lleva un tiempo jugando con esto en sus algoritmos y este 2015 la cosa se pondrá seria: si tienes miles de fans nunca llegarás de forma orgánica a todos ellos. Facebook cortará tu alcance automaticamente y, aunque llegarás a unos cuantos, no serán ni queriendo los mismos a los que llegabas hace años.

Para rematar, este hecho es más pronunciado cuanto mayor es tu comunidad: a más fans, menor alcance. De hecho, a partir de 1.000 fans la cosa se pone complicada a no ser que inviertas en anuncios.

Y lo mismo pasa con Twitter: durante 2015 se prevee que las páginas de empresas en Twitter vayan hacia la “tendencia 0”. Es decir, que es posible que tus tweets ya no lleguen a miles de personas así en un golpe de click. Tendrás que invertir en anuncios. Tendrás que invertir en hacer las cosas bien.

Usuarios Redes Sociales | Microbio Comunicación

¿Pájaro en mano o fans volando?

Esto nos lleva a una curiosa situación: ¿De qué te vale una comunidad de miles de fans si no conoces a ninguno de ellos? ¿De qué sirve que te sigan miles de personas si no te ven? ¿Qué sentido tiene que tengas muchos seguidores si, aunque tienes acceso a su nombre (y a muchos más datos), no los utilizas en tu beneficio?

A poco que nos paremos a pensar volvemos al mismo punto de siempre en internet: segmenta. Segmenta y quiere a tus fans. Segmenta y habla con las personas. Segmenta y crea pequeñas comunidades basadas en intereses relacionados con tu marca.

Segmenta y ten paciencia. Crear una comunidad pequeña, en la que tengas voz y seas escuchado es, a largo plazo (que es el único plazo que vale, por que el corto plazo es mañana), el camino natural: o cambias el chip y entiendes que no necesitas llegar a millones mal sino a pocos bien o acabarás como un loco buscando alcance donde no hay más que medios pagados.

Comunicación corporativa. Comunicación personalizada.

Es decir, coño, olvida la métrica. Al menos olvida la métrica de los fans y céntrate en la interacción. Olvida el alcance de tus tweets y céntrate en las conversaciones y en lo que se comparten tus enlaces cuando no miras.

Céntrate en generar una comunicación de tú a tú y gánate al usuario. Olvida al medio generalista (hasta cierto punto) y trata de generar una comunicación en la que tu voz sea la que tenga voto.

Ha tenido que llegar internet, ese medio de pantallas individualizadas, para que entendamos que la comunicación personal es la más valiosa: trabaja la comunicación interna, establece buenas políticas de trabajo, intégrate en tu comunidad a través de la responsabilidad social corporativa o de tu propia motivación para ayudar a quien tengas más cerca y haz algo. Cambia el puñetero chip y habla de tú a tú. Deja de esconder y comienza a mostrar; a dirigir la conversación.

La publicidad (bien diseñada) es tu alcance.

Pero no lloremos. Si nuestro alcance orgánico baja, nuestra inversión debería aumentar. Y sigue siendo bueno: los métodos de segmentación que tenemos en nuestras manos mejoran a cada nueva herramienta que nace. Con muy poco podemos llegar muy lejos. Otra cosa es que lleguemos de la forma adecuada.

Crear un anuncio en Facebook o en Twitter es sencillo. Generar un anuncio que funcione en Facebook y en Twitter no lo es tanto. Y de nuevo volvemos a lo mismo. Internet, el medio del “Hazlo tú mismo” es el medio en el que más se necesita que no lo hagas tú mismo: un banner bien construido, una frase meditada, un claim adecuado, por poner algún ejemplo, son los elementos que diferencian a un mensaje que llega y cumple con sus objetivos de uno que simplemente viaja por el espacio esperando ser leído.

Si todos pueden hacer publicidad (y créenos, todos pueden) con sólo entrar en su administrador de anuncios de Facebook, la diferencia estará en quién lo haga mejor. En quién tire de su sobrino y en quién confíe en profesionales. Quién dé valor al diseño y a la palabra o quién dé valor al “yo me lo guiso yo me lo como por que yo, simplemente, sé de todo”.

Buen provecho.

Alex Sanz Vicente
alexsanzvicente@gmail.com

Periodista. Orgulloso fundador de Microbio Comunicación. Locutor. Lector empedernido. “Seriéfilo” trasnochador. Perseguidor de ideas. “Realizador” de proyectos. También tiene una web propia, pero Microbio le ha absorbido la escritura.

3 Comentarios
  • Judit
    Posted at 09:59h, 05 Febrero Responder

    Estoy medio de acuerdo con el post. Es cierto que el alcance de fb cada vez es menor pero resalmente sigue siendo enorme. Si quieres que te vean, haz bien SEO y ten una buena estrategia de fb. (aparte de pagar por los servicios X que luego quieras).

    Hacer bien publicidad en fb cada vez es más complejo. Crear un anuncio lo hace cualquiera. Crear un anuncio que funcione algunos menos. Crear un anuncio que funcione y que esté dentro de nuestras posibilidades de CPL ya muchos menos. Con la competencia que hay, y la sofisticación de la herramienta + remarketing + retargeting yo recomiendo acudir a agencia antes de malgastar dinero.

    Me encanta todo lo que hacéis.

    • Alex Sanz Vicente
      Posted at 18:29h, 10 Febrero Responder

      Nosotros, en cambio, estamos totalmente de acuerdo con lo que tú dices 🙂

      El asunto es si compensa. Es decir, el alcance de Facebook sigue siendo grande dependiendo de tu base de fans pero… ¿No le prestamos demasiada atención a Facebook y algo menos a Twitter? Esa es nuestra principal duda con todo esto. Al final, de lo único que te deas cuenta es de lo qeu tú comentas: crear un anuncio lo hace cualquiera. Crear un anuncio que funcione ya es otra cosa. De hecho, habrá veces que ni en una agencia acierten con lo que funciona. Hay algo muy de apuesta en la publicidad y con eso también hay que vivir.

      Aún así, sea como sea, la historia es tomar un camino: o te tomas tu tiempo en crear buena mierda para Facebook o es mejor que, quizá, inviertas ese tiempo, por poco que sea, en cosas más productivas. Pero vamos, que lo fácil, como ves, es decirlo. Otra cosa es hacerlo 🙂

      Y dicho todo esto… ¡Gracias por ese Meencanta Judit! 🙂

  • Judit
    Posted at 17:34h, 05 Mayo Responder

    Cada vez estoy más convencida de que twitter no tiene nada que ver con facebook. En twitter hay mucho ruido social y tiene mucha repercusión pero el tráfico está en facebook. Si tienes pocos recursos (siempre hay excepciones) pero casi seguro que la mejor opción será apostar por fb.

    Aunque nos duela.

¿Algo que añadir? ¡Este es el lugar!

Utilizamos cookies. Que lo sepas:

En Microbio Comunicación utilizamos cookies para ofrecerte una mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Si quieres saber más, pincha en este enlace para tener más información.

ACEPTAR