¡Hoooola!
¿Qué quieres hacer?
Te proponemos varios planes diferentes para que nos conozcas más, para que aprendas algo o para que te entretengas un rato. Lo que más te apetezca.

Ir a Microbio.tv
  Mirar gaticos
  Ver nuestros trabajos
  Bichear nuestro Facebook
  ¡Twittear tu amor!
  Jugar al Arkanoid
  Leer un poema épico
  Telequinesis con YouTube
  O... ¡Escuchar nuestra listaca de Buenos Días Microbio en Spotify!

Cronología de un Laus de Bronce (o de cómo traerse a Valladolid un premio inesperado)

Cronología de un Laus de Bronce (o de cómo traerse a Valladolid un premio inesperado)

Sí, lo tenemos que gritar al mundo: Microbio Comunicación ha ganado un Premio Laus de Bronce por el naming de Cerdoh!. Y, una vez dicho esto, queremos compartir con vosotros cómo fue uno de los días más especiales de lo que llevamos de vida en nuestra querida agencia. Hora a hora, y minuto a minuto, o casi. Que a partir de determinada hora, todos los gatos son pardos.

09:00 AM. Media hora arriba, media hora abajo. Los microbios llegamos a la oficina, nerviosos, pero dispuestos a aprovechar la mañana antes del vuelo para cerrar cosicas varias y preparar los últimos flecos de nuestro viaje a Barcelona.

11:00 AM. Café y croissants a media mañana. Como debe ser. A ver si vamos a pasar hambre, nos baja el azúcar y nos quedamos sin gala. Hoy no puede fallar nada. Hacemos una cata detallada de los croissants, apuntando los sabores ocultos y continuamos trabajando.

12:30 PM. Cerramos los últimos detalles con los nervios a flor de piel. Cada uno a su casa que hay que ultimar las maletas y ponernos guapos. Y de paso volver a comer, que estamos en edad de crecer.

15:00 PM. Un alma caritativa nos recoge uno por uno por nuestros respectivos hogares en un Mercedes (en plan boda, sí señor) para ir, ojo, al aeropuerto de Villanubla. La cosa no puede empezar mejor. Mariposillas en el estómago y un carrazo. Parecemos la Pantoja, primo.

15:30 PM. Llegada al aeropuerto. Facturamos una maleta y, de forma aleatoria, nos hacen facturar las de mano. No lo entendemos pero no vamos a discutir por esto. Nos tomamos un café aderezado con risas y nervios mientras esperamos a embarcar. La camarera es extremadamente amable. Sospechamos y pensamos en hablar con Iker Jimenez. Todo parece ir bien si no fuera por la amabilidad extrema de esa camarera. ¿Qué oculta? ¿Qué trama?.

17:30 PM. Deberíamos estar en el avión, pero Ryanair es así y le queremos como es. Como nos da tiempo, sometemos a la camarera amable al polígrafo. No ocultaba nada. Embarcamos. Una señora mucho menos amable que la camarera amonesta a uno de los microbios por querer ir al control antes de tiempo. Vamos de divas y pasa lo que pasa. Parece que hay retraso. Más nervios, pero ahora es porque la cosa comienza a complicarse.

19:00 PM. Despegamos. El retraso ya es oficial y el plan de viaje se va al garete, como casi siempre. El piloto parece estar cuerdo y, tras un vuelo sin turbulencias pero con niños golpeando el respaldo, llegamos al Prat. Esperamos a coger las maletas y nos fijamos en las extrañas caras que compone el ser humano mientras espera. Comienza la carrera.

Premios Laus Microbio despegue | Blog Microbio Comunicación

19:45 PM. Una vez tomado (legalmente) el coche de alquiler, ponemos rumbo al hotel. Es oficial: llegamos tarde a la gala. Sí amigos, estamos nominados a un Laus y llegamos tarde. No se corten y aplaudan.

20:15 PM. Tras varias vueltas absurdas, llegamos al hotel. Un lugar repleto de guiris muy simpáticos que entre copa y resaca conocen Barna. Ideal todo. Mientras nos arrepentimos de aquella oferta de Booking nos consolamos pensando que está cerca del Disseny Hub de Barcelona. Minipunto para los guiris juerguistas. Barajamos ir en chanclas pero nos entra un reparo tontorrón y cambiamos de ropa. Gerardo opta por una camisa planchada. Alex por una arrugada y Fer se pone unas lentillas que, junto a la humedad, convierten su mirada en la de un desquiciado. Estamos guapísimas y lo sabemos.

20:30 PM. Llegamos al Disseny Hub Barcelona. La categoría de naming ya se ha dado. Una señora muy amable de la organización nos dice que ha sido Bronce. Ilusión (¡Bronce!) y decepción (¡¿Por qué no oro!?) al mismo tiempo. La sala está abarrotada. Nos sentamos en el suelo, y disfrutamos del resto de una gala con un nivel de premiados que te deja loco. Aplaudimos como groupies y buscamos a ver si vemos a Toni Segarra entre el respetable. Como no aparece, nos dedicamos a contabilizar camisetas con frutas de modernos.

Premios Laus Microbio Gala | Blog Microbio Comunicación

22:00 PM. Con el Bronce ya en nuestro poder y el libro Laus de recuerdo, que lleva en sus páginas impreso el naming de Cerdoh!, procedemos a buscar nuevos parajes en los que encontrar provisiones, charlar y conocer gente majetona. Estamos llenos de orgullo y satisfacción como diría aquél.

Premios Laus Microbio portada | Blog Microbio Comunicación

22:15 PM. Salimos al patio y disfrutamos de un original catering a base de pizzas y cervezas Moritz. Literal. Conocemos a mucha beautiful people majetona del mundo del diseño y la publicidad de la mano de Antonio de Herraiz Soto. Departimos con ellos sobre proyectos, estructuras empresariales y qué hacen unos chicos de Valladolid en un sitio cómo éste. A nuestro lado, un Premio Nacional de Diseño come pizza como si no hubiera un mañana. Tras un pequeño motín en la heladería portátil, pedimos un helado de limón y mango y discutimos con una señora que decía que nos habíamos colado. Lo que es un clásico.

Premios Laus Microbio Antonio | Blog Microbio Comunicación

01:00 AM. Varias cervezas después y tras haber posado en el photocall cuáles Ángeles de Victoria´s Secret, se acaba la gala. Cogemos nuestro preciado trofeo y volvemos al hotel para ver si los guiris están todos durmiendo y cambiarnos con algo más fresquete. Nos ponemos de sport y salimos a celebrarlo cómo mandan los cánones. Nuestro cicerone (¡Bravo Chuchi!) nos lleva a la Plaza del Sol y allí, sentados, la noche pasa tranquilamente, sin sobresaltos, con una charla fluida y agradable a la luz del barrio de Gracia. O eso creemos recordar.

Premios Laus Microbio todo | Blog Microbio Comunicación

09:30 AM. Una alarma rompe el silencio de ronquidos que habita en la habitación. Tenemos un Laus, un ligero pero penetrante dolor de cabeza y un hambre atroz. Nos aventuramos a recibir la luz del sol y nos ponemos en marcha. Bajamos a un bar que parece una tasca tradicional, incluso cañí, pero que resulta ser una tasca china. A falta de Pan con Tomate, pedimos pincho de tortilla y queremos morir. Pensamos en llamar a Chicote pero, finalmente, decidimos irnos: Toca salir de Barcelona con dirección a la playa. Nos montamos en el coche tras comprobar tres veces que no nos hemos olvidado el Laus. Discutimos sobre si llamar al Laus, ‘Laus’ o ‘La’, que es como más familiar. Nada ha cambiado: Comienza un nuevo día y seguimos igual de estúpidos. Pero un poco más de bronce.

Gerardo Pascual
gerardo@microbio.tv

Periodista. Socio en Microbio Comunicación. Central implacable. Sonrisa alegre. Comunicador incansable. Siempre dispuesto a charlar un rato. ¿Hablamos?

No hay comentarios

¿Algo que añadir? ¡Este es el lugar!

Utilizamos cookies. Que lo sepas:

En Microbio Comunicación utilizamos cookies para ofrecerte una mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Si quieres saber más, pincha en este enlace para tener más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies