¡Hoooola!
¿Qué quieres hacer?
Te proponemos varios planes diferentes para que nos conozcas más, para que aprendas algo o para que te entretengas un rato. Lo que más te apetezca.

Ir a Microbio.tv
  Mirar gaticos
  Ver nuestros trabajos
  Bichear nuestro Facebook
  ¡Twittear tu amor!
  Jugar al Arkanoid
  Leer un poema épico
  Telequinesis con YouTube
  O... ¡Escuchar nuestra listaca de Buenos Días Microbio en Spotify!

Guía de Curación de Contenidos: Las Fuentes

Curación de Contenidos | Microbio Comunicación

Guía de Curación de Contenidos: Las Fuentes

Es el “palabro” de moda: “curación”. La curación de contenidos se ha convertido en el santo grial de muchos de los que nos dedicamos a internet. Así, encontrar buenos contenidos, lograr filtrarlos y estructurarlos y establecer una estrategia lógica de trabajo que te permita a ti y a tu equipo mantener actualizados los blogs con los que trabajéis y que actualicéis, es fundamental a la hora de establecer un flujo de trabajo optimizado y útil.

Por eso, vamos a crear tres artículos (que más tarde trataremos de maquetar y estructurar en forma de guía) para explicarte un poco por encima cómo puedes crear una estructura lógica de curación de contenidos sin tener que romperte la cabeza y alguna otra parte de tu cuerpo. Y hoy, por ser el primero, comenzamos por la misma base, las fuentes.

Google Reader Curación Contenidos | Microbio Comunicación

En el principio fue Google Reader.

O el lector de feeds que más rabia te de. La curación de contenidos está, tal y como nosotros lo vemos, ligada íntimamente al proceso lógico de trabajo de cualquier redacción. Y así es como lo entendemos en Microbio Comunicación. Curar contenidos es lo que en una redacción antigua sería “la nevera” de temas. En esas “neveras” se almacenan los temas interesantes, agrupados por fechas o épocas del año. Temas que pueden saltar en cualquier momento.

Ahora, con internet, la cosa cambia: el volumen de información es tal que, en el caso de manejar blogs temáticos, lo mejor que puedes hacer es estructurar tus fuentes en torno a las páginas webs de referencia que estimes oportunas. Y, para eso, pocas cosas hay mejores que un buen lector de feeds.

Nosotros te proponemos Google Reader, pero únicamente por la integración que supone con otras herramientas de Google (desde el Drive hasta los Docs). Además, una vez que tengas los feeds que necesitas puedes utilizar programas que facilitarán su visualización, como veremos más adelante.

Aún así, antes de eso, no vendría mal que estructuraras un poco tus feeds y realizaras una serie de cambios que te ayudarán a ti y a tu equipo de trabajo.

  • Crea carpetas independientes de Feeds por blog o por temática. Si llevas un blog de moda, por ejemplo, puedes crear una carpeta en Google Reader con todos los blogs o lugares interesantes que encuentres por internet.
  • Comparte las carpetas de Feeds con tus colaboradores y con tu equipo. Google Reader te permite mandar el feed de esa carpeta (con todas tus fuentes) a cuantas personas quieras. De esta forma, tú y tu equipo tendréis un mismo lugar repleto de temas interesantes que luego, con el tiempo, podréis ir ampliando o seleccionando.
  • Selecciona, elimina y limpia tu Feed. Si no quieres ahogarte (y bien) en una maraña indescriptible de temas y noticias, establece rutinas que te permitan, cada poco, eliminar de cada carpeta aquellos blogs o páginas que no te aporten nada. Si no, y cómo dice la sabiduría popular, los árboles no te dejarán ver el bosque.

Visualiza los contenidos en tu día a dia – Flipboard, Pulse o Reeder

Uno de los problemas que tiene Google Reader es que, por decirlo de alguna manera, su usabilidad y visualización no es la mejor. Pero todo tiene remedio en los tiempos de internet. Si quieres adaptar las rutinas de visualización de contenidos a tu día a día, para poder encontrar temas en cualquier momento, alguna de estas herramientas te ayudarán a hacerlo, y más si, en el proceso, las sincronizamos con otras herramientas aún más poderosas. Pero espera, que nos explicamos.

  • Reeder y los lectores de feeds. Si Google Reader administra tus feeds, con Reeder u otros programas podrás visualizar toda esa información de forma aún más sencilla. Te descargas el programa, sincronizas tu cuenta de Google y escoges la forma en que quieres ver las noticias. Además, y aquí va lo de las herramientas que hablábamos en el anterior párrafo, puedes sincronizarlo con Evernote o Read it Later, para que no se te escape absolutamente nada.
  • Pulse. Con su llegada a Mac, Pulse ha dejado de ser un programa exclusivo del iPad y otras plataformas móviles para dar el salto a los ordenadores de sobremesa. Si no lo tienes, pruébalo. Se trata de un programa que, de forma visual, establece tus feeds o cualquier otra fuente de noticia que le introduzcas. Su sencillez y la forma en que se visualizan los contenidos la han convertido en una herramienta a tener en cuenta.
  • Flipboard. Aunque por el momento tan sólo está disponible para iOS y Android, Flipboard es el lugar perfecto para descubrir nuevos temas: puedes agregar tu Twitter, tu Facebook y tu Tumblr, entre otras y, además, sincronizarlo con Google Reader. Pero es que, además, FlipBoard cuenta con una selección propia de temas que se establece como la quintaesencia de la curación de temas. Merece la pena probarlo tanto por eso como por su diseño de revista electrónica que convierte cualquier noticia en algo elegante, visual y práctico.

Las listas de Twitter y los círculos de Google+

Tras tanta herramienta no podemos olvidarnos de lo fundamental: Twitter sigue siendo un gran lugar para encontrar buenos y profundos temas. Tan sólo hay que saber buscar. Y, como en la red, ese es uno de los principales problemas. Para lograrlo, te recomendamos que trates de jugar al “ensayo, error” con tu cuenta de Twitter: prueba a seguir listas interesantes, acude a ver si hay algo que te interese en Listorius o, directamente, busca en blogs de referencia y en cuentas importantes sus listas para suscribirte a ellas.

Por ejemplo, aquí te dejamos dos listados publicadas por KissMetrics y Wise Ink en el que se recogen algunas de las mejores listas para usuarios de internet y aficionados al social media marketing:

Pero no tienes por qué quedarte aquí. Una vez que hayas encontrado listas útiles puedes seguir “cotilleando” hasta encontrar lo que más te interese entre las listas de aquellas personas que más sigues y cuyos contenidos más te gustan.

Y, además, no te olvides de los círculos de Google+. Aunque es bien cierto que la red social de Google cada vez parece más un pueblo fantasma con muchos usuarios pero muy poco movimiento, a nivel técnico sigue teniendo a grandes “curators” que comparten su contenido. Utilizar las búsquedas de intereses (como buscar en Google pero dentro de Google+) o crear círculos valiosos con todos aquellos que sigues en otras redes puede ayudarte a tenerlo todo centralizado en un mismo lugar.

Y ya. Por el momento. Podéis consultar la segunda parte de esta mini guía, dedicada a la organización de tu equipo de trabajo para establecer una curación de contenidos óptima y, al menos, rentable. Y la tercera y última, dedicada a encontrar fotos que mejoren nuestros contenidos. Que no es poco.

Alex Sanz Vicente
alexsanzvicente@gmail.com

Periodista. Orgulloso fundador de Microbio Comunicación. Locutor. Lector empedernido. “Seriéfilo” trasnochador. Perseguidor de ideas. “Realizador” de proyectos. También tiene una web propia, pero Microbio le ha absorbido la escritura.

5 Comentarios

¿Algo que añadir? ¡Este es el lugar!

Utilizamos cookies. Que lo sepas:

En Microbio Comunicación utilizamos cookies para ofrecerte una mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Si quieres saber más, pincha en este enlace para tener más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies