¡Hoooola!
¿Qué quieres hacer?
Te proponemos varios planes diferentes para que nos conozcas más, para que aprendas algo o para que te entretengas un rato. Lo que más te apetezca.

Ir a Microbio.tv
  Mirar gaticos
  Ver nuestros trabajos
  Bichear nuestro Facebook
  ¡Twittear tu amor!
  Jugar al Arkanoid
  Leer un poema épico
  Telequinesis con YouTube
  O... ¡Escuchar nuestra listaca de Buenos Días Microbio en Spotify!

Guía Microbio Web: ¡PYME, conoce la red y fórmate!

Guía Microbio Web: ¡PYME, conoce la red y fórmate!

Venga. Que sólo queda este. Acabamos nuestra humilde Guía Microbio Web un año después de cuando fue empezada y eso, no sabemos por qué, suena bien. Sin entrar en detalles de lo que suena y de lo que no suena bien, lo mejor será que nos centremos en algo que lleva tiempo sonando muy bien: internet. La red es el entorno próximo no sólo de empresas (que necesitan actualizar sus contenidos o hacerse una web) sino también de todo hijo de vecino que pretenda vivir por estos pagos en los próximos 100 años.

Aunque sea cierto que, tal y como va esto, lo de 100 años quizá sea prometer demasiado, internet será el lugar en el que desarrollaremos nuestros negocios, nuestras ventas y nuestra economía doméstica. Todo pasará por el lugar en el que estás leyendo esto por lo que la pregunta, en realidad, es si sabes qué es y para qué puede servir la red. Cómo internet lo cambia todo hasta niveles que aún no somos ni capaces de vislumbrar. Por eso, vayamos al grano: ¿Conoces internet? ¿Sus usos y costumbres?

Si no sabes nada, lo primero que tienes que saber son dos detalles muy sencillitos:

  1. Tu banco no te escribe mails para pedirte tu número de tarjeta y
  2. La princesa nigeriana no existe. Ni su hermano el príncipe. En general, de hecho, la monarquía en África está poco extendida, según parece.

Meme Estafas Nigerianas

Una vez aquí, mira a tu alrededor. Y mira, claro, a lo que hay  alrededor de lo de “dentro de la pantalla”. Por que si miras fuera te nos distraes y no serías el primer lector absorto con lo que le rodea que decide dejar de leer para irse a vivir su vida.

El caso, por recuperar el hilo, es que internet podría definirse en un “sigue tus intereses” que puede aplicarse no solo a la propia red sino también a una de sus empresas insignias, Twitter.

Así, tan sólo tienes que poner lo que te interesa en la cajita de Google. No necesitas tener grandes intereses ni buscar algo especial. Ten en cuenta que estáis tú y la pantalla del ordenador. No pienses mal. Estamos buscando en Google por lo que comienza por algo que, simplemente, te interese. Cuando lo tengas, búscalo. Y hazte una pregunta: ¿Quién ha ganado dinero por que yo haya buscado esto? Es más, pregúntate muy en serio… ¿Sabes de qué vive Google?

Google vive de la publicidad. La publicidad que todo el mundo pone para llegar a personas que buscan lo que les interesa. Por que tú imaginate que a ti te interesan los helechos (puede pasar) pero claro, no sabes si un helecho es macho o hembra y necesitas encontrar a un “helechador” -profesión totalmente ficticia, claro- para que te lo aclare. Entonces, buscas en Google y, chas, un anuncio similar a un resultado de búsqueda que te pone en contacto con tu “helechador” de confianza. Cuando pulsas sobre el anuncio, el “helechador” paga y Google sonríe.

Así, llegamos a dos conceptos:

  • Google gana mucho ya que, su publicidad, bien hecha, es efectiva.
  • Si ganan dinero es por que ya saben mucho de ti.

Eso, lo del dinero y lo de saber los gustos de la gente, son dos cosas que definen a la red. La publicidad es la forma de monetizar servicios gratuitos y de hacerlos rentables. También es la manera de amortizar y dar a conocer una nueva tienda online especializada. Así, lo que Google sabrá es lo que buscas habitualmente y no tú, concretamente, si no el número que corresponda a tu contraseña y a tu nombre de usuario en dónde sea que estás registrado.

Ten en cuenta, por ejemplo, que  si estás registrado en tu cuenta de Gmail y buscas algo en Google los resultados que obtengas serán distintos a los que tendrías si no estuvieras dentro de tu correo electrónico.

Conocer internet, formarse en la red

Aunque muchas veces de pereza, a nosotros nos gusta decir que perder un poco el tiempo en internet puede merecer la pena (y mucho) para determinadas personas. Sólo así, conociendo la red, sabrás luego formarte para dar el paso siguiente, la introducción de tu negocio en internet.

Si eres una PYME, afrontar la construcción de la página web puede suponer un gasto elevado pero, como es obvio, lo será aún más si luego abandonas esas web. Ya lo hemos dicho, internet vive de contenido: como no hay calles, necesitas buscar a los visitantes, ponerte delante de ellos y mover tu escaparate hacia el lugar en el que ellos se encuentren. Si no, nadie pasará por tu tienda.

Por eso, la formación puede ser una buena aliada. Y la red está repleta de empresas y particulares que trabajan en la formación o que, simplemente, la regalan en los millones de videotutoriales que pululan por internet.

Meme Buscar Cosas en Google

Formación por dentro (y por fuera) de la red

Además de aprender a aprovechar internet, necesitas aprender a conocer sus herramientas, aquellas cosas que pueden simplificarte la creación de los contenidos o la actualización de tus redes sociales. Pensar en las sinergias entre servicios, en la posibilidad inmensa que tienes al disponer de vídeo, audio y texto en un mismo lugar y, relativamente, a tu alcance.

Apostar por una metodología de trabajo que te posicione en un lugar mejor: antes no podías poner un anuncio de televisión pero ahora, a tu escala, sí puedes competir con empresas más grandes que la tuya. Sólo necesitas hacer que te encuentren.

Y en esta fase la creatividad influye más de lo que pensamos. Un pensamiento original, una simple idea, hoy, puede ayudarte a reflotar tu negocio o, simplemente, a darlo a conocer. Ahora sólo depende de ti… ¡Aprovéchalo!

Fotos extraídas con cariño de Memegenerator.com

Alex Sanz Vicente
alexsanzvicente@gmail.com

Periodista. Orgulloso fundador de Microbio Comunicación. Locutor. Lector empedernido. “Seriéfilo” trasnochador. Perseguidor de ideas. “Realizador” de proyectos. También tiene una web propia, pero Microbio le ha absorbido la escritura.

4 Comentarios

¿Algo que añadir? ¡Este es el lugar!

Utilizamos cookies. Que lo sepas:

En Microbio Comunicación utilizamos cookies para ofrecerte una mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Si quieres saber más, pincha en este enlace para tener más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies