¡Hoooola!
¿Qué quieres hacer?
Te proponemos varios planes diferentes para que nos conozcas más, para que aprendas algo o para que te entretengas un rato. Lo que más te apetezca.

Ir a Microbio.tv
  Mirar gaticos
  Ver nuestros trabajos
  Bichear nuestro Facebook
  ¡Twittear tu amor!
  Jugar al Arkanoid
  Leer un poema épico
  Telequinesis con YouTube
  O... ¡Escuchar nuestra listaca de Buenos Días Microbio en Spotify!

Mascotas, logos e identidades en los JJOO… ¿Cual te gusta más?

Mascotas, logos e identidades en los JJOO… ¿Cual te gusta más?

Poco queda ya en los Juegos Olímpicos del espíritu que algún día debieron tener. Convertidos en la cita más relevante del deporte a nivel mundial, estos juegos de negocio y show tienen un componente fundamental de imagen, algo que comenzó a labrarse allá por 1972, cuando los Juegos entraron, por decirlo de alguna manera, en la época moderna. Más allá de todo esto, en Microbio Comunicación hemos querido hacer un resumen visual de todos los carteles, identidades y mascotas de los JJOO. Para hacerlo, hemos elegido esa fecha, la de 1972, la de los juegos de Munich, por ser la primera edición que contó con una mascota. El resto está en vuestras manos… ¿Cual os gusta más?

Munich ´72

Un perro salchicha fue la mascota de unos juegos marcados por un atentado terrorista que causó la muerte de dos atletas israelíes. Respecto al logo, se trataba de representar la frescura y la generosidad que querían simbolizar los Juegos Olímpicos, mediante la abstracción de unos rayos de luz creados en forma de espiral por Otl Aicher.

Montreal ´76

El castor fue la imagen escogida para hacer de mascota en Montreal 1976. Un animal típico de la zona y que en el diseño original se queda en algo así como una mancha con banda roja. Respecto al logo, juega con los anillos olímpicos para convertirlos en un podium que, a la vez, simula ser la “eme” de Montreal. Y ya.

Moscú ´80

Cuando Moscú todavía era la capital del “otro mundo”, llegaron los Juegos Olímpicos con la intención de demostrar que ahí había mucho más que deportaciones y matrioskas. Vladimir Arsentyev se encargó de un logo clásico, muy al estilo comunista (por lo rotundo) y que se inspira en la Universidad Estatal de Moscú, uno de los rascacielos que Stalin, ese señor terrorífico, mandó construir en Moscú por que sí. Sin más.

Por su parte, Misha fue el nombre de la primera mascota que fue comercializada a nivel mundial (algo que, visto ahora, nos resulta irónico más que nada). Diseñado por Viktor Chizhikov, se trataba de un oso pardo, un símbolo patrio y que nos recuerda, poderosamente, al osito Teddy de toda la vida.

Los Angeles ´84

Cómo no, qué casualidad, tras Moscú llegó Los Ángeles. El otro lado del muro quiso demostrar al mundo que ellos podían ser “mas mejores” que sus enemigos soviéticos. Por eso, tiraron de simbolismo al escoger una estrella (como muestra de las aspiraciones de la humanidad y, de paso, de la carrera espacial) que trataba de representar a base de líneas verticales y repetición la persecución de la excelencia y la competitividad.

Respecto a la mascota, si en Rusia tenían un oso, en Estados Unidos tiraron de Sam (como el Tio) un águila americana que convertida en peluche nos lleva inmediatamente a pensar en otro tio, el Tio Gilito de Disney.

Seúl ´88

La imagen de Seúl la marcó la tradición. Usando un diseño típico del país, el Samtaeguk (esa especie de espiral de colores), la identidad de los juegos de Seul de 1988 se basó en un artículo típico del país que trató de simbolizar la unión de todos los países bajo  un mismo objetivo.

La mascota, por su parte, fue un tigre llamado Hodori que nos recuerda (y mucho) al gato Isidoro de los dibujos animados. Su diseño, realizado por Kim Hyun, quería representar las amistosas y hospitalarias tradiciones del pueblo coreano. Aunque fuera con un tigre.

Barcelona ´92

Y hete aquí que llegamos a Barcelona. Los Juegos Olímpicos que sacaron el disminuido orgullo patrio de la saca de la historia estuvieron representados por un logo abstracto a más no poder. A nosotros, que poco sabemos, nos lleva irremediablemente a Miró, pero fue diseñado por Josep María Trias con la intención de representar a un atleta en pleno esfuerzo (mientras salta y corre).

De la mascota poco podemos decir que no se haya dicho ya. Cobi, la obra de Mariscal se convirtió de forma inmediata en una referencia. Pese a las críticas iniciales (españoles contra españoles y eso) Cobi ha sido, para nosotros, una de las mejores mascotas que aquí se ven: una muestra perfecta de diseño, estilo de vida y alegría.

Atlanta ´96

Llegamos a 1996 y sus Juegos Olímpicos de Atlanta con un logo basado en la propia antorcha olímpica, buscando la similitud y la referencia a los juegos clásicos de la Antigua Grecia. Con la estrella dorada presidiendo en referencia al oro de la medalla, se trata de un diseño limpio y bonito que, a su vez, incluye el verde para aludir a la propia ciudad de Atlanta y su reputación como la Ciudad de los árboles.

La mascota, llamada Izzi, es un ser antropomorfico creado por  John Ryan y que puede transformarse en muchas cosas. En lo que no se transformó fue en un éxito, ya que está considerada como uno de los mayores fracasos a nivel comercial e incluso se pidió a su autor un rediseño de la misma. Pero de poco sirvió.

Sydney ´00

Entramos en el siglo XXI con los Juegos Olímpicos de Sydney del año 2000. El emblema de esta edición vuelve a la representación del atleta utilizando colores y formas típicas de Australia como los boomerangs, las rocas o el rojo que cubre el interior de este país continente.

Y, en esta ocasión, las mascotas llegaron en trio. Olly, Syd y Millie fueron las encargadas de amenizar los Juegos representando, por orden de aparición, a tres animales típicos de la zona: una kookaburra (¿?), un ornitorrinco y un puercoespin.

Atenas ´04

Atenas 2004 llegó con una idea clara: si allí se habían inventado los juegos no había que comerse mucho más la cabeza. La rama de olivo, en forma de corona (conocido como Kotinos) hace referencia a los antiguos Juegos Olímpicos, añadiendo a eso que el olivo era el árbol sagrado de la propia ciudad de Atenas.

Respecto a la mascota, en realidad, poco podemos decir. Atenea y Febo son dos seres acampanados (y con evidentes problemas de circulación) llamados así en honor de los dioses Apolo y Atenea. Con un trazo un tanto infantil, es de esas mascotas que, la verdad, ni fú ni fá.

Beijing ´08

Llegó Beijing en 2008 para hacer creer al mundo que China se había abierto al mundo. Sin llegar a creernos la mentira, los Juegos Olímpicos de Beijing en 2008 utilizaron para crear su emblema la caligrafía tradicional china para representar de nuevo a un atleta corriendo. Si a eso le añades el rojo propio de China y el carácter del Jing, implícito en el propio nombre de la ciudad, nos sale una identidad elegante y digna.

Con las mascotas, de nuevo, volvemos a la tropa: cinco mascotas representaron los Juegos Olímpicos de Beijing con forma de pez, oso panda, la llama olímpica, un antílope tibetano y una golondrina. Además, al juntar sus nombres se podía leer (en chino) la expresión “Beijing te da la Bienvenida”. Tela.

Londres ´12

Y así nos plantamos en Londres 2012 con el primer logo que se crea tanto para los Juegos Olímpicos como para los Paraolímpicos. Con mucha controversia a su alrededor, el logo es quizá el primero que refleja un diseño pleno del siglo XXI, extremadamente moderno y, a su vez, extremadamente extraño. Como si de una portada de M.I.A. se tratara, parece el logo de una marca más que el de una actividad deportiva.

Y modernas, pero que muy modernas son también las mascotas: Wenlock y Mandeville son dos gotas de acero cuyos nombres viajan hasta los principios del Olimpismo -otra vez- moderno, que tuvieron lugar en Inglaterra. Más allá del diseño nos quedamos con sus nombres: parecen los villanos de una serie de dibujos animados: “¡Corre! ¡Que vienen Wenlock y Mandeville!”.

Río´16

Los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro están a la vuelta de la esquina. Brasil, y el archiconocido virus Zica nos esperan, y su logo, por supuesto, también. La nueva imagen para estos Juegos Olímpicos ha corrido por cuenta de Tátil, agencia ganadora del concurso en el que participaron otras 139 empresas y que para llevarlo a cabo ha contado con un equipo de más de 100 personas entre diseñadores, estrategas y redactores. Casi nada.

Logo Río 2016 Juegos Olímpicos | Blog Microbio Comunicación

La nueva imagen, de líneas modernistas, representa una serie de figuras cogidas de la mano, y tiene como objetivo principal resaltar algunos de los valores olímpicos como la unión o el compañerismo. Si os fijáis bien en las formas de las figuras podréis leer la palabra Río. Y eso la verdad es que mola.

Y como no, las nuevas mascotas no se puede quedar atrás. Os presentamos a Vinicius (JJ.OO.) y a Tom (Juegos Paraolímpicos). Representan a la flora y a la fauna de Brasil, y aunque no lo creáis, poseen poderes mágicos. Puedes descubrir toda su historia aquí.

Mascotas Juegos Olímpicos Río 2016 | Blog Microbio Comunicación

Y ya… Ahora sólo queda la opinión… ¿Cual es el que más os gusta? ¿El castor? ¿El oso? ¿El perro atropellado (Cobi)? ¡Danos tu opinión en los comentarios!

Alex Sanz Vicente
alexsanzvicente@gmail.com

Periodista. Orgulloso fundador de Microbio Comunicación. Locutor. Lector empedernido. “Seriéfilo” trasnochador. Perseguidor de ideas. “Realizador” de proyectos. También tiene una web propia, pero Microbio le ha absorbido la escritura.

6 Comentarios

¿Algo que añadir? ¡Este es el lugar!

Utilizamos cookies. Que lo sepas:

En Microbio Comunicación utilizamos cookies para ofrecerte una mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Si quieres saber más, pincha en este enlace para tener más información.

ACEPTAR