¡Hoooola!
¿Qué quieres hacer?
Te proponemos varios planes diferentes para que nos conozcas más, para que aprendas algo o para que te entretengas un rato. Lo que más te apetezca.

Ir a Microbio.tv
  Mirar gaticos
  Ver nuestros trabajos
  Bichear nuestro Facebook
  ¡Twittear tu amor!
  Jugar al Arkanoid
  Leer un poema épico
  Telequinesis con YouTube
  O... ¡Escuchar nuestra listaca de Buenos Días Microbio en Spotify!

Periodistas e internet, en el cambio está el medio

Meme Quieres ser periodista | Microbio Comunicación

Periodistas e internet, en el cambio está el medio

Lo primero: Internet ‘es bien’. Lo segundo: si no crees en el potencial de internet como medio de comunicación, como motor de cambio de relaciones sociales y personales o como simple y brutal canal de comunicación B2C, es mejor que no sigas leyendo. Y si, además, eres periodista, es mejor que dejes de leer y te busques otra cosa. Dicho queda.

Servidor es periodista. De los de amar la profesión y todas esas cosas. De los de la “subjetividad objetiva” del periodismo, su ética y blablabla. Obviamente, que uno piense eso de una profesión no implica que eso exista: El periodismo está, cuanto menos, mutando. Lo que ha provocado eso no es más que un cúmulo de circunstancias, errores, tergiversaciones y, de paso, internet.

Es la red lo que cambia que la publicidad caiga en medios tradicionales, son los ‘bots’ los que hacen que sea mucho más fácil organizar la información, archivarla y compartirla, es Twitter el que sustituye a los canales clásicos de comunicación y los blogs los que devalúan aún más el papel de las redacciones. Internet, por tanto, es la puntilla.

Periodistas ante el abismo

Entonces, nos encontramos con un panorama complicado. Miles de periodistas, mi generación y varias más, nos vimos en mitad del acabose de la profesión: la red cambiaba la forma en que se consumía la información y nosotros, aún, queríamos trabajar en un periódico. Algo así como si te pasas la vida estudiando aeronautica y el día que terminas se generaliza el teletransporte. Más o menos, lo mismo.

De estas que, los periodistas nos quedamos anclados en una profesión que no existe. Nos quedamos sin patrón ni marinero mientras aparecían las redes sociales, los blogs comenzaban su lento explotar y Google se hacía con el monopolio de la publicidad a nivel mundial. Todo eso ha pasado mientras nosotros pensábamos, repito, en trabajar en un periódico. O ser corresponsales de guerra, que nos conocemos.

Huele a Newsletter | Microbio Comunicación

Entonces… ¿Qué hace un periodista en internet?

Sería absurdo discutir si internet es bueno o malo para el periodismo. Es algo que se responde por sí mismo: La red es información pura y dura. Son millones de datos, de posibilidades, de opciones para componer nuevas informaciones, estudios, reportajes. Todo. Sólo hay que cambiar el chip.

El periodista ahora tiene ante sí un campo que cualquiera querría para sí mismo: un medio de comunicación en su propia mano. Durante años, ha formado parte de uno, pero eso no era suyo. Ahora, en cambio, internet le permite tener en su poder una radio, una televisión, una revista o una publicación especializada.

Decimos especializada por que, además, internet puede llegar a cumplir los sueños más húmedos de cualquier periodista. Si damos por supuesto que un profesional de la comunicación debe saber comunicar, todo ese valor se transforma en la posibilidad de hacer lo que otros no son capaces de hacer.

Es decir, por mucho que tu vecino del cuarto tenga una webcam y un micro, por mucho que le guste la arqueología, o lo sabe comunicar, que para eso es periodista, o da igual que tenga conexión a internet o a la BBC en pleno en su salón. El periodista, por tanto, tan sólo tiene que hacer lo que mejor sabe hacer: escribir, hablar, explicarse, analizar y poner sobre la mesa lo que sea que le interese. Él escoge los temas y las fuentes. Él pone la redacción y la corrección. En definitiva, él hace todo.

[tw-button size=”large” background=”” color=”” target=”_self” link=”http://blog.microbio.tv/razones-contenido-calidad/”]Quizá te interese: Razones para un contenido de calidad[/tw-button]

¿Pero y de qué vive un periodista?

Toca reconstruirse. Desaprender, lo llaman ahora. Recular y tomar aliento, le decían antes. El medio ha cambiado y nosotros debemos cambiar con él. Acostumbrarnos a comprender cosas diferentes al planillo o la escaleta. Debemos ir mirando las nuevas formas de crear contenido periodístico o comunicativo que nos permite la red.

Saber cómo funciona una web por dentro, conocer los entresijos mínimos del SEO o la redacción en internet y el uso de palabras clave. Dejar de mirar raro a los que fomentan su marca personal, cuidan de sus lectores y entienden la comunicación de otra forma. Comprender, y bien, que ahora tu jefe se llama Google, Facebook o Twitter y que son ellos los que ahora distribuyen tu periódico.

Alex Sanz Vicente
alexsanzvicente@gmail.com

Periodista. Orgulloso fundador de Microbio Comunicación. Locutor. Lector empedernido. “Seriéfilo” trasnochador. Perseguidor de ideas. “Realizador” de proyectos. También tiene una web propia, pero Microbio le ha absorbido la escritura.

No hay comentarios

¿Algo que añadir? ¡Este es el lugar!

Utilizamos cookies. Que lo sepas:

En Microbio Comunicación utilizamos cookies para ofrecerte una mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Si quieres saber más, pincha en este enlace para tener más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies