¡Hoooola!
¿Qué quieres hacer?
Te proponemos varios planes diferentes para que nos conozcas más, para que aprendas algo o para que te entretengas un rato. Lo que más te apetezca.

Ir a Microbio.tv
  Mirar gaticos
  Ver nuestros trabajos
  Bichear nuestro Facebook
  ¡Twittear tu amor!
  Jugar al Arkanoid
  Leer un poema épico
  Telequinesis con YouTube
  O... ¡Escuchar nuestra listaca de Buenos Días Microbio en Spotify!

Se buscan razones para un contenido de calidad

Se buscan razones para un contenido de calidad

Hecha la ley, hecha la trampa. Así reza el refrán y así actúa el mundo. Sin entrar a discutir esto (la conveniencia o no de hacer leyes y crear trampas) hemos estado pensando un poco sobre un artículo que hemos leído en The Kernel en el que Jon Norris se preguntaba si, de repente, Google se ha convertido en el mejor amigo de un escritor. Algo que en Microbio Comunicación, con la cantidad de contenidos que tenemos que gestionar, nos afecta directamente.

Pero vayamos por partes. Jon Norris habla en su artículo de lo bien que estaba estructurada la industria de la escritura (al menos en Estados Unidos). Luego, con la llegada de internet, de los blogs y de la comunicación masiva, todo cambió. Para el creador del artículo, para el escritor, ese entorno cerrado de gente que escribe se abrió, eliminando barreras entre el “articulista” y el ciudadano. Esto, según Norris, está en la base fundacional de lugares como Live Journal o el tan mentado Huffington Post: contenidos sin fin y beneficios a la baja (para el escritor).

Esta situación aumenta aún más cuando hace unos meses Google se saca de la manga la actualización del Pingüino, priorizando el contenido sobre, por ejemplo, los links. Esto puso a los SEO´s del mundo a buscar y crear contenido hasta debajo de las letras: o creas contenido o estás fuera, off, más allá de la primera página de Google.

Siguiendo con la argumentación de Norris, lo que esto provoca es la búsqueda de nuevas trampas: si antes estaban las granjas de contenidos y de enlaces ahora, tras el Pinguino, los malos SEO´s se han puesto a la tarea de construir “bots” que twitean como locos contenido asociado a esos mismos bots. Diferentes normas pero parecidas trampas.

Así, dice Norris, llegaremos a un momento en el que lo que habrá serán granjas de contenidos (estudiantes que escriban por un dólar y así) para generar más y más contenido. Pero… ¿y luego qué?

No vamos a soltar el perogrullo de que en Microbio Comunicación creemos en la creación de contenidos útiles y relevantes. Debería ser obvio pero, aún así, no deja de afectarnos la creencia en una escritura automática, casi inefectiva en la que las palabras se unen por arte de birlibiloque. No podemos ni queremos pensar en eso pero como la simple creencia no convierte las cosas en realidad hemos estado dándole vueltas al asunto hasta dar con una serie de razones que hagan que la predicción de Norris no se cumpla (o al menos no al completo):

  1. Más leyes sobre el contenido. Al igual que nadie o casi nadie se esperaba el cambio de Google con el Pingüino, la generación de contenido indiscriminado, sin valor, será en algún momento penalizado. Tarde más o menos, si lo que Google busca (y lo hace) es una personalización de la red terminará por encontrar la forma de otorgar más valor a lo que más valor tiene.
  2. Cercanía entre usuario y escritor. Si algo se ve o se nota es la necesidad que tiene el usuario de empatizar con el escritor. Todos llevamos un escritor dentro, alguien que desea expresar lo que siente con sus propias palabras y los comentarios son la viva muestra de eso. Un contenido aséptico, vacío, podrá funcionar durante un tiempo en el motor de búsqueda pero se desplomará en posibilidades de futuro.
  3. Búsqueda semántica. El próximo gran reto de Google en lo que se refiere a las búsquedas es la semántica o lo que es lo mismo, comprender lo que pedimos y respondernos como tal. Aunque aún queda mucho para lograrlo, esto terminará por alterar la situación a favor de los contenidos más personales. Y es ahí dónde debes estar.
  4. Medios especializados. La especialización de internet, obvia, redundará en un usuario que tendrá, igual que ahora tiene su periódico o su canal favorito, sus páginas favoritas sobre todo tipo de temas. Esas páginas, las que comprendan la importancia del contenido relevante y la fidelización del usuario serán las que se lleven el gato al agua.

Y todo, claro, teniendo en cuenta que siempre habrá un hueco para lo malo. Igual que ahora hay un hueco en la calle para los malos comerciantes o los malos empresarios. De ahí que todos podemos elegir entre comprar algo bueno a un precio normal y competitivo o hacernos con los servicios de cualquier cosa que nos saque del apuro. Otra cosa es que nos valga de algo.

Alex Sanz Vicente
alexsanzvicente@gmail.com

Periodista. Orgulloso fundador de Microbio Comunicación. Locutor. Lector empedernido. “Seriéfilo” trasnochador. Perseguidor de ideas. “Realizador” de proyectos. También tiene una web propia, pero Microbio le ha absorbido la escritura.

7 Comentarios

¿Algo que añadir? ¡Este es el lugar!

Utilizamos cookies. Que lo sepas:

En Microbio Comunicación utilizamos cookies para ofrecerte una mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Si quieres saber más, pincha en este enlace para tener más información.

ACEPTAR