Claves del Street Marketing

Street Marketing: cuando la creatividad publicitaria toma la calle

Si la montaña no va a Mahoma, Mahoma va a la montaña.

Las marcas llevan tiempo dándose cuenta de que a veces no basta con esperar al consumidor, sino que ¡hay que salir a buscarle!

Lo de estar presentes en supermercados y tiendas ya no es suficiente. Ahora el ‘escenario de batalla’ está en la calle y hay que ir a la ‘captura’ de la gente creando estrategias de marketing innovadoras que transmitan al cliente las ventajas de un producto o servicio de la forma más rentable y directa posible, y si está de por medio el factor SORPRESA, mejor que mejor.

En el Street Marketing, el factor sorpresa, además de una incitación a la compra, provoca un sentimiento que fideliza al cliente.

¡Tuitéalo!

Y todo esto, se puede decir, que es la base del denominado Street Marketing: un conjunto de técnicas de comunicación altamente creativas (promociones, juegos, animaciones, espectáculos a pie de calle, campañas publicitarias…) que se dan en el ámbito urbano, centros comerciales y otros lugares públicos con el fin de generar la mayor impresión, atención y acercamiento con los usuarios.

El abc del Street Marketing

A continuación, detallamos los pilares en los que se sustenta el Street Marketing:

  • Si no implicas, no marees. La esencia de cualquier acción de Street Marketing es implicar al espectador, involucrarle, hacerle partícipe de una experiencia. El (buen) recuerdo va muy de la mano de la participación.
  • ¿Marca o producto? Es fundamental tener claro qué se quiere comunicar porque no es lo mismo hacer Street Marketing de la marca y dar cero relevancia a un producto, que de un producto y pasar de la marca. Hay quien se decanta por centrarse en el producto porque si los clientes lo reconocen, antes o después terminarán reconociendo también la marca. Pero a lo mejor… no.
  • Cuanto más loco, ¡más chulo!. Los límites están para saltárselos y de esto el Street Marketing sabe mucho. Estas campañas han de salirse de lo habitual, dejar de lado lo conservador y rancio, y apostar por cosas novedosas y divertidas. Pero cuidado con pasarse. Siempre se ha de tener en mente la imagen de marca y ajustarse a ella. De lo contrario, se puede confundir al consumidor con mensajes equivocados.
  • ¡Tú no eres el consumidor! Un error en el que caemos casi sin darnos cuenta es pensar qué nos gustaría a nosotros como gestores de la marca, olvidándonos de que nosotros no somos los consumidores. Así que debemos ponernos en los zapatos de nuestros clientes e idear las acciones de marketing en base a ellos.
  • No premio, ¡no party! Algo básico es que el espectador se lleve un ‘premio’ en forma de foto, sonrisa, buen rato… Que sienta y saque un provecho de lo que les estamos proponiendo.
La clave del Street Marketing está en utilizar una comunicación muy visual y original para dar imagen de proximidad de marca e intentar que la gente participe dentro de este tipo de mensajes.

¡Tuitéalo!

Quédate con esto: creatividad

Las técnicas utilizadas en Street Marketing son infinitas.

Las más clásicas y menos llamativas, como la distribución de flyers, folletos o publicidad, dejan paso a estrategias realmente asombrosas e ingeniosas que van desde vallas publicitarias y flashmobs hasta street art pasando por conciertos que surgen de manera espontánea.

¿Quieres ver las mejores campañas de Street Marketing?¡Haz clic aquí y descúbrelas!

Algunas son tan originales que consiguen generar GRAN IMPACTO en los medios de comunicación. Al fin y al cabo, esto es lo que se pretende: que el ciudadano de a pie guarde en su memoria la campaña y la comente, haga fotos, la comparta con sus amigos, ¡la extienda!

Hoy en día gracias a las Redes Sociales que todos conocemos y manejamos (Twitter, Facebook, Instagram, YouTube…) estas acciones triplican su repercusión.

Además, frente a lo que se pueda creer en un primer momento, el Street Marketing no es únicamente cosa de grandes marcas con mucho presupuesto que invertir en publicidad, sino que más que dinero (que también), lo que se necesita es CREATIVIDAD, mucha creatividad.

Para muestra, este ejemplo de Street Marketing low cost de una academia de inglés de Sevilla.

En definitiva, se trata de sacar partido a la infinidad de espacios que la agitada vida urbana pone a disposición de las marcas para atraer la mirada de los consumidores con ideas sencillas, ingeniosas, distintas y que toquen el corazón.

Comparte este artículo

Facebook Twitter Linkedin WhatsApp E-mail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *