8 etiquetas de vino diferentes para despertar tu creatividad

No cabe duda de que lo más importante de una botella de vino es el contenido que hay en su interior. Todos conocemos el dicho que dice “No juzgues un libro por su portada”, expresión que bien puede aplicarse al sector vitivinícola.

¿Cuántos buenos vinos pasan inadvertidos al cabo del año tan solo por no tener una etiqueta llamativa? Desde luego que unos cuantos.

Sin embargo, no podemos dejar pasar por alto el hecho de que, en un campo tan competitivo como es el del vino, llamar la atención del consumidor y destacar sobre otros vinos se ha vuelto vital para las bodegas y productores. Por esta razón, la importancia de la estética de la botella no es una cuestión que debamos olvidar. Y los bodegueros lo saben.

El diseño de etiquetas de vino se ha posicionado como uno de los factores imprescindibles a los que prestar atención cuando se trata de lanzar un caldo al mercado.

Tal es así que se llegan a crear verdaderas obras de arte en torno al diseño de etiquetas, con un objetivo muy claro: que el consumidor se fije en la botella y acabe llevándosela a su casa.

A continuación, te mostramos unos cuantos diseños de etiquetas de vino que nos han parecido auténticas preciosidades.

Pirineos

Pirineos, un diseño del estudio Moruba

 

La bodega Pirineos, perteneciente al grupo Barbadillo, quiso dotar a la bodega de un aire renovado. Para ello, se utilizó la figura del caballo como hilo conductor de sus tres caldos: tinto, blanco y rosado. Según explica Moruba, agencia encargada de este diseño, “el caballo es una metáfora de la naturaleza indómita y exuberante que, guiada por la mano del hombre, da sus mejores frutos”.

La fotografía del caballo es hipnótica, simplemente perfecta.

Delhaize

Delhaize, del estudio Lavernia & Cienfuegos

Original. Simple. Eficaz. Y cómo no, ganadora de varios premios, entre los que destacan un Oro en PENTAWARDS 2012 y Plata en LAUS ADGFAD 2013.

Con un simple corcho, la agencia Lavernia & Cienfuegos mostró de esta forma tan original el país de procedencia de estos vinos que, curiosamente, pertenecen a una marca blanca de la cadena de supermercados belga Delhaize.

Sin lugar a dudas, una obra maestra para realzar vinos que, a priori, no son exclusivos pero que gracias a un diseño de etiqueta acertado, impactan en los consumidores.

Porrón Molón

Porrón molón

Porrón Molón no es que tenga un diseño innovador en su etiqueta; es que directamente vuelve a poner encima de la mesa la forma tradicional de tomar el vino en nuestro país: el porrón.

Este “nuevo porrón” presenta un rediseño con mejoras, detalles que se pueden apreciar por ejemplo, en la punta extraíble con doble función: poder limpiar el recipiente con facilidad y convertir el porrón en decantador.

Además, también puedes elegir entre seis vinos para poder disfrutarlos en tu Porrón Molón.

Organic & Orgasmic

Organic&Orgasmic

Organic&Orgasmic es un ejemplo de cómo la comunicación y el diseño se vuelven imprescindibles para dar a conocer un producto vitivinícola y captar nuevos consumidores.

Hasta no hace muchos años el vino era un producto destinado a personas de edad madura pero Democratic Wines, el movimiento que hay detrás de todo esto, está revirtiendo esta tendencia. Lo tienen claro: “el vino es para todos”.

Con la iniciativa Organic&Orgasmic promueven el vino a granel orgánico y de origen, y a través de un diseño original y un lenguaje desenfadado, logran colocar el vino en un nuevo grupo de consumidores: la población joven.

Unsi

Unsi, un diseño de Eduardo Crespo

Mires por donde mires una botella de Unsi, podrás apreciar la importancia mayúscula que el diseño gráfico ha tenido en la concepción de la propia marca. Desde la propia etiqueta hasta los detalles grabados en el propio vidrio.

Eduardo Crespo, creador del diseño, configuró una etiqueta llamativa y atractiva capaz de llamar la atención a “jóvenes aficionados al vino con ganas de conocer cosas nuevas mediante el uso de figuras geométricas, relieves y una gran combinación de colores».

Hold And Hollo

Hold And Hollo, un diseño de Juhász Örsi

En esta botella ningún detalle está porque sí. El diseño de la etiqueta de vino Hold And Hollo es obra de la diseñadora Juhász Örsi y ha ido un paso más allá añadiendo no solo diseño, sino textura.

La etiqueta está hecha de silicona, aportando un toque original y práctico, ya que facilita el agarre de la botella. Además, puede quitarse con facilidad para poder utilizarla en otras botellas y servir el vino más cómodamente.

Matsu

Matsu, un diseño del estudio Moruba

Matsu es un vino de Toro y el concepto de la etiqueta nos encanta. Tres retratos diferentes que encarnan las características de cada tipo de vino.

El estudio que firma este trabajo es Moruba, con fotografías de los prestigiosos Bela Adler y Salvador Fresneda.

Brinda&

Brinda&, un proyecto propio de Microbio

En esta lista de diseños de etiquetas de vino no podía faltar Brinda&, nuestro propio proyecto vitivinícola.

La idea de producir nuestro propio vino nació para obsequiar a nuestros clientes y amigos con un regalo original. Un vino divertido, con un diseño divertido y en el que puedes modificar el propio diseño de la botella.

Además, hemos añadido una serie de etiquetas y pegatinas con diferentes mensajes para que el consumidor pueda modificar el diseño según su antojo.

Y así es como Microbio creó el primer 100% fiesta que te da motivos para beber y disfrutar de un buen brindis.

¿Qué te ha parecido nuestra selección? Sin lugar a dudas, el diseño de etiquetas de vino es un aspecto que no se puede pasar por alto. No solo importa que el vino sea de calidad, sino que el factor artístico y de presentación del producto va a jugar un papel vital a la hora de que una botella sea elegida frente a otra.

Comparte este artículo

Facebook Twitter Linkedin WhatsApp E-mail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *