Diferencias entre Brand Marketing, Content Marketing y Branded Content

Llevamos años escuchando que el final de la publicidad tradicional se acerca, pero lo cierto es que, al menos por ahora, el binomio entre el mundo online y el offline está dando lugar a acciones de marketing de lo más interesantes, ¡y la mayoría de ellas están estrechamente ligadas a la estrategia de contenidosPartiendo del auge del marketing de contenidos, seguro que sus estrategias no te resultan ajenas, ya sea porque cuentes con el apoyo de una agencia de marketing de contenidos o porque simplemente te guste estar al día sobre nuevas tendencias, pero… ¿conoces en profundidad las diferencias entre el Brand Marketing, el Content Marketing y el Branded Content, y cómo se relacionan entre ellos?

 

Brand Marketing o cómo construir una marca

El Brand Marketing o Branding es el proceso de creación y gestión de una marca. A grandes rasgos, esto implica el gobierno de todos los elementos que la configuran, ya sean tangibles o intangibles. ¡Ahí es nada! Porque, sin marca, ¿qué tenemos?

Así pues, hay múltiples aspectos que se desarrollan desde el Brand Marketing: partiendo de aspectos como el nombre y el logotipo de la marca, pasando por la definición de atributos de los productos que se lanzan bajo su paraguas, hasta llegar al cuidado de la reputación e influencia.

Entre los objetivos del Brand Marketing destacan la definición de una propuesta de valor (el establecimiento de ventajas competitivas frente a los competidores), y el desarrollo del posicionamiento en la mente del consumidor, ligados a la configuración de la personalidad de la marca. Y todo esto obedece a un objetivo superior, común a cualquier empresa: vender.

Pero alcanzar ese objetivo de ventas requiere un enfoque a largo plazo, ya que definir la personalidad de una marca y lograr que la audiencia asimile sus valores no puede conseguirse en el corto plazo. Y es ahí donde el Brand Marketing debe trabajar la estrategia de contenidos, de la mano del Content Marketing.

Content Marketing: ¡el contenido es el rey!

Nada escapa a esta máxima que está en boca de cualquier marketiniano, y es que (casi) todos repetimos con absoluta convicción que “el contenido es el rey”, ¿pero realmente le concedemos tanta importancia a nuestra estrategia de marketing de contenidos?

El Content Marketing es una estrategia basada en la atracción y fidelización de nuestro público objetivo a través de la creación y divulgación de contenido valioso, principalmente informativo. Y ahí está el quid de la cuestión, ya que para que nuestras acciones de Content Marketing sean realmente efectivas debemos asegurar que estén ligadas a nuestros valores y que ofrezcan contenido de interés a nuestro público, ¡no se trata de trabajar la curación de contenidos o elaborar contenidos propios sin un sentido ni una finalidad establecidos! Por ello, es muy importante que esta estrategia esté asociada al Brand Marketing.

Una vez tengamos claros algunos puntos clave, como el público al que nos dirigimos y los objetivos que perseguimos (engagement, registros,…) será la hora de crear, ¡y de difundir! Así pues, en el Content Marketing el contenido juega un papel fundamental, pero también los formatos de publicación y su correspondiente divulgación: no podemos hablar de estrategia de contenidos sin tener en cuenta herramientas como el SEO o la gestión de redes sociales.

Branded Content: que nuestra audiencia nos busque, y no al revés

Y aquí es donde rizamos el rizo, porque ya sabemos que para construir nuestra marca (ya sea personal o corporativa) necesitamos contar con una estrategia de contenidos, y que dichos contenidos deben ser relevantes para nuestra audiencia…. ¿pero y si lográsemos ir más allá?

El Branded Content supone una evolución dentro del Content Marketing: busca generar una comunicación con la audiencia mediante la creación de contenidos de interés, que no implica necesariamente la promoción directa de nuestros productos o servicios (aunque sí tienen que estar asociados a nuestros valores y personalidad de marca).  

A través de la emotividad, la relevancia de lo que contemos o la satisfacción de la curiosidad de nuestra audiencia, el Branded Content nos permitirá generar atracción y empatía hacia nuestra marca. Y ésta es una de las características que mejor le definen, ya que será nuestro propio target quien nos ayudará a difundir nuestros contenidos y a establecer conversaciones en torno a los mismos. 

De esta forma, al igual que sucede con el Branding y el Content Marketing, desarrollaremos una relación largoplacista con nuestros seguidores, quienes encontrarán nuestros contenidos en diversos canales (web-series, artículos de blog, videojuegos,… ¡hay un sinfín de posibilidades!), estableciendo por primera vez una dinámica en la que ya no será únicamente nuestra marca la que buscará acercarse a su público, ¡sino que esto también sucederá a la inversa!

Así pues, el Branded Content se enmarca dentro del Content Marketing, (que, a su vez, implica estrategia de contenidos ligada al Branding), pero presenta un par de diferencias notables con respecto al mismo: el Content Marketing es una estrategia más global, que implica la producción y difusión de contenidos (normalmente, de carácter informativo), mientras que el Branded Content únicamente genera los contenidos, basándose en aspectos más intangibles, como los valores de nuestra marca.

Esperamos haberte ayudado a entender cada una de estas estrategias, contribuyendo a que tengas más claro cómo puedes (y debes) relacionarlas. Y si ya estás convencido de integrar una estrategia de marketing de contenidos para tu marca, pero no sabes cómo hacerlo… ¿has pensado en contar con la ayuda de una agencia de inbound marketing? 😉

Comparte este artículo

Facebook Twitter Linkedin WhatsApp E-mail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *