Diversión y organización en tiempos del teletrabajo

Si has colaborado con nosotros o nos sigues desde hace tiempo sabrás que los Microbios llevamos la diversión por bandera. Forma parte de nuestro ADN, de nuestra filosofía de trabajo con todos nuestros clientes y de nuestra rutina diaria en la oficina. Pero, por supuesto, esto no está reñido con la profesionalidad y el esfuerzo. Simplemente, creemos que es posible desarrollar un gran trabajo (¡o teletrabajo!) a la par que nos lo pasamos bien.

 

Precisamente, una celebración a la que nos hemos apuntado siempre es a la del Día de la Diversión en el Trabajo. Un día para poner el foco en el disfrute como medio para alcanzar mejores resultados profesionales. Sin embargo, este año tenemos que confesar que estamos teniendo algunas dificultades para continuar con este enfoque: ¡organizarse y divertirse en días de teletrabajo no es tan fácil como esperábamos!

¿Por qué una agencia tiene que celebrar el Día de la Diversión en el Trabajo?

El día 1 de abril (o, si cae en festivo, el primer jueves de dicho mes) se celebra el Día de la Diversión en el Trabajo. Este día surgió para reivindicar la importancia del humor en los espacios de trabajo, asociándolo a una correcta gestión del clima laboral. Y, además, también busca dar a conocer sus efectos positivos, como la mejora de la salud de los trabajadores o de la productividad.

 

Seguro que, sea cual sea tu profesión y la empresa en la que trabajes, en algunos momentos habrás sentido estrés, ansiedad o cierta desmotivación. También a los Microbios nos sucede que, pese al buen rollo que suele imperar entre nosotros, tenemos momentos en los que echarnos unas risas juntos, cohesionarnos un poco más como equipo y liberar estrés nos resulta realmente necesario. Y el Día de la Diversión en el Trabajo siempre nos ha parecido la ocasión ideal para ello.

El año pasado nuestra celebración fue muy sencilla: a mediodía paramos de trabajar, pedimos unas pizzas y disfrutamos de unas partidas de juegos de mesa en equipo. Fácil, cómodo y eficaz.

Sin embargo, este año todo se ha complicado bastante. Todo nuestro equipo está trabajando desde casa y, aunque internet nos facilita enormemente la vida durante estos días de cuarentena, la verdad es que el efecto de la comunicación cara a cara es difícil de suplir.

Pero si de algo nos hemos dado cuenta es que, aunque suene a tópico, todos juntos podemos ayudarnos para mantener la organización y el buen humor durante esta etapa de teletrabajo generalizado. Y, si funciona bien, quién sabe si en nuestra agencia y en muchas otras empresas se implantará este sistema de forma indefinida.

Claves para que el ánimo no decaiga durante el periodo de teletrabajo

Estamos viviendo días duros y bastante extraños debido, entre otras cosas, a que estamos todo el día en casa. To-do-el-san-to-dí-a.

Debido a este encierro prolongado es normal que nos sintamos un poco confusos, cabreados o de bajón. Y si a eso le añadimos la preocupación que esta situación excepcional nos produce, tenemos el combo perfecto para que los términos “diversión”, “organización” y “trabajo” no sean fáciles de asociar.

 

En Microbio, el salto al teletrabajo está siendo una aventura en la que, hasta cierto punto, vamos aprendiendo sobre la marcha. Algunos miembros de nuestro equipo ya trabajaban en remoto de forma habitual, pero la mayoría estamos adaptándonos a esta nueva forma de trabajo, con las ventajas e inconvenientes que ello implica.

Para algunos, esto puede ser una bendición: ahorrarnos 30 minutos de atascos de ida y otros tantos de vuelta, organizar las tareas en función de cómo de inspirados nos sintamos… Pero también estamos viviendo otros efectos menos positivos. Y si no, que le pregunten a quienes trabajan mientras vigilan a sus hijos pequeños. Por no hablar de proyectos que involucran a muchas personas, para lo que una buena comunicación entre todos los miembros del equipo es vital.

Para paliar algunos de los efectos menos positivos del confinamiento en casa, te dejamos ocho trucos para que el teletrabajo sea más ameno y organizado:

  • Si los trabajadores no podemos ir a la oficina, que la oficina venga hasta nuestra casa. Para ello, debes tener un espacio de trabajo propio, a poder ser bien iluminado y tranquilo, en el que tengamos a mano todo lo necesario para cumplir con nuestras funciones. Además, debes intentar no realizar en él tareas desvinculadas del trabajo para que te sea más sencillo desconectar una vez termine tu jornada.
  • Es importante que mantengas cierta estructura diaria. Aunque pueda ser tentador pasar el día en pijama, la verdad es que a veces el hábito sí puede ayudar a que el monje se sienta más motivado. Cada día, también debes empezar a trabajar y hacer pausas para comer a una hora similar. De esta forma es más fácil que tu jornada acabe a una hora razonable y puedas pasar tiempo en familia, ver una serie, leer… Así evitarás la sensación de estar todo el día trabajando o, por el contrario, dando vueltas sin ser realmente productivo. Y, por tanto, te quemarás menos.
  • Ya sea a través de Skype, Zoom o cualquier otra herramienta similar, es importante que cada X tiempo no solo escuches o leas al resto de compañeros, sino que también los veas. Por ejemplo, todos los Microbios nos reunimos una vez a la semana para evaluar cómo nos estamos organizando o en qué podemos mejorar y, de paso, nos reímos de quién tiene las pintas más desastrosas. Porque el equipo que se ríe unido, permanece unido.
  • Organiza tu trabajo utilizando herramientas que te ayuden a mejorar la eficiencia de tus proyectos. En nuestra agencia hemos trabajado tanto con Wrike como con Hive. A grandes rasgos, ambas te permiten ordenar tu propio espacio de trabajo, estimar los tiempos necesarios para realizar diversas acciones o asignarle tareas a otro miembro del equipo. Además, resulta muy útil ver la carga de trabajo diaria, de forma que puedas gestionar mejor los picos de estrés o, por el contrario, aprovechar los “momentos valle”.
  • ¿Tienes que comunicarte con una o varias personas de la organización a menudo? Si es así, a nosotros nos funciona muy bien Slack. Este chat interno nos sirve para establecer diversos canales en función de la temática de la que queramos hablar. Por ejemplo, tenemos uno general para toda la agencia, otros específicos para cada departamento, otro para hablar de curiosidades (o, más bien, sobre memes y noticias absurdas), etc. Y también puedes hablar o enviar archivos a un único miembro del equipo de una forma instantánea y menos formal que vía email.
  • Sigue dando los “buenos días” y los “hasta mañana” de forma virtual. Así los miembros de tu equipo podrán saber en qué momentos estás disponible para solicitarte información, revisiones, etc. Nosotros lo hacemos en el canal general de Slack, y no solo nos resulta útil, sino que también nos da cierta sensación de “compañía”. Porque teletrabajar, a veces, puede ser un poco solitario.
  • ¿Si antes no perdonabas tu pausa para el café con los compañeros, por qué ahora no la mantienes? Fijad una hora, preparad té, café o lo que se os antoje, y haced una videollamada por whatsapp durante 15 minutitos para hablar de lo que sea, menos de trabajo. ¡Las charlas diarias mantienen el espíritu de equipo!
  • El optimismo genera más optimismo, por lo que, si te rodeas de personas alegres y tranquilas, es probable que tú también te sientas mejor. Durante estos días tan complicados emocionalmente, ser un apoyo para el resto de tus compañeros y que ellos lo sean para ti puede ser el mejor estímulo para que mantengáis el buen humor. Compartid técnicas de relajación, apuntaos juntos a alguna sesión de coaching o mindfulness online,… Esto os permitirá reforzar vínculos y trabajar mejor juntos. Y seguramente os ayudará a mantener la calma y la paciencia en momentos de angustia, lo que también beneficiará vuestra vida personal.

¿Qué trucos estás poniendo en práctica estos días para divertirte y organizarte mejor? ¿Estás feliz teletrabajando o, por el contrario, echas mucho en falta ir diariamente a la oficina? ¡Compártelo con nosotros!

Comparte este artículo

Facebook Twitter Linkedin WhatsApp E-mail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *