¡Hoooola!
¿Qué quieres hacer?
Te proponemos varios planes diferentes para que nos conozcas más, para que aprendas algo o para que te entretengas un rato. Lo que más te apetezca.

Ir a Microbio.tv
  Mirar gaticos
  Ver nuestros trabajos
  Bichear nuestro Facebook
  ¡Twittear tu amor!
  Jugar al Arkanoid
  Leer un poema épico
  Telequinesis con YouTube
  O... ¡Escuchar nuestra listaca de Buenos Días Microbio en Spotify!

¿Cómo llegar a una comunidad digital?

comunidad-digital

¿Cómo llegar a una comunidad digital?

La globalización online conecta a personas de distintas condiciones sociales, países y edades enamorados de las mismas aficiones

Coches, papercraft, cervezas, música, fitness, claqué… Dicen que siempre hay un roto para un descosido y con las redes sociales a nadie le cuesta encontrar a alguien con las mismas aficiones, por raras que sean.

¿Qué es una comunidad digital?

Comunidad: Conjunto de personas vinculadas por características o intereses comunes. (RAE)

Las comunidades han existido siempre y seguirán ahí mientras la estirpe humana siga existiendo. Necesitamos socializar, compartir y estas comunidades se convierten en un refugio seguro en el que comunicar nuestras inquietudes y gustos.

¿Qué supuso la llegada de Internet y las redes sociales para estas comunidades que ya existían antes? La más importante la amplificación: ya no era necesario que dos o más personas del mismo pueblo o ciudad estuvieran interesados por un mismo tema para quedar y hablar de ello.

Así volvería la diversidad a las zonas más remotas y rurales donde los pensamientos divergentes eran apaciguados en base a la normalidad y las tradiciones.

Podían quedar con personas diferentes, crear contenidos, compartirlos y sentirse parte de una comunidad global que crece en un entorno digital cada vez más complejo.

Consejos. Trucos. Historias. Los miembros de una comunidad se ayudan unos a otros y dan consejos entre los que se consideran más influyentes o expertos y los que empiezan.

¿Cómo podía aprovechar esto el marketing? Creando comunidades al cobijo de sus marcas en torno a unas aficiones comunes o valores compartidos y convirtiéndose así en referentes para todas esas personas que tienen una afición o gusto y quieren compartirlo con más gente.

Con más capacidad económica y el empoderamiento que una empresa grande puede dar a una comunidad, hace más fácil conseguir una comunidad fiel. Estos sienten que la marca se torna más humana y conecta con ellos, con lo que sienten, con lo que necesitan… ¡Y surge la magia en forma de embajadores o fans!

Esta nueva lealtad se convierte en una cadena en la que todos ganan: los consumidores reciben una experiencia de usuario de calidad y, a su vez, la empresa fideliza lo que provoca una sinergia increíble:

  • menos gastos de marketing,
  • autenticidad de sus valores,
  • nuevas ideas de negocio,
  • espacio de refuerzo para sus campañas
  • mejor visibilidad de contenidos ante el algoritmo de Facebook (porque los likes no lo son todo).

Un algoritmo que, aunque hace que la visibilidad de marca sea cada vez más difícil, premia aquellos contenidos que consiguen ser compartidos de manera orgánica.

La gran ventaja de construir una comunidad en torno a tu marca es que la conversación se torna hacia nuestros productos de una manera natural. Sin invadir. Sin promoción. Sin sentir que nos están vendiendo la moto.
comunidad-digital

¿Cómo conseguir una comunidad de marca?

Vale. Lo sabemos. Esto suena precioso, pero a la hora de la verdad, aunque todos queremos una comunidad en torno a nuestra marca, no siempre se consigue. ¿Por qué?

Las comunidades de marca fueron definidas en 2001 por Albert Muniz Jr. y Thomas C. O’Guinn como “comunidades especializadas, no geográficamente unidas, basadas en un conjunto estructurado de relaciones sociales entre admiradores de una marca.”

Te contaremos un secreto: no es fácil. Necesitas seguir una estrategia y hay que invertir recursos y tiempo. Pero el resultado de una comunidad de marca bien hecha es una experiencia 100% participativa para nuestros clientes.

Aunque la clave para que realmente funcione está en la misma esencia de la marca.

Sin una personalidad y valores verdaderos no van a poder identificarse con tu marca.

Las comunidades están unidas por unos intereses comunes y valores, pero estos tienen que ser reales para que puedan ser atraídos por tu comunidad de marca.

¡Las mentiras para caperucita, amigo!

Una vez que tenemos una marca molona, un estilo único y algo auténtico que contar, hay que ponerse manos en la masa y elaborar un plan siguiendo las siguientes preguntas:

  • ¿Cómo son las personas que comparten mis valores?
  • ¿Dónde puedo encontrarla y cómo puedo atraerla?
  • ¿Qué contenidos pueden ayudarles a resolver sus problemas?
  • ¿Cómo puedo premiarlos para que se sientan únicos?
  • ¿Cómo puedo mantener su interés en el tiempo?

Todas las fases son importantes y necesitan recursos para ser abordadas con el mayor éxito. Desde la investigación, el focus group, búsquedas de temas, palabras clave, promociones, creación de contenidos, creatividades, acciones offline, eventos…

Un complejo plan que guía nuestra flecha desde Cupido hasta atravesar el corazón de la comunidad.

Marcas que han sabido desarrollar sus comunidades

Son muchas y seguro que más de uno formamos parte de su legión de seguidores: Lego, Starbucks, Harley, PlayStation, Red Bull, La Guerra de las Galaxias…
comunidad-digital
Sin hablar de los gigantes tecnológicos y es que lo creas o no, hasta Xiaomi tiene su propios fanboys en España dispuestos a darlo todo por la marca.

Lego ideas

Lo interesante de Lego Ideas no es sólo poder compartir experiencias con otros amantes de Lego. Lo mejor es que las propuestas más votadas se pueden convertir en un producto real.

¡Sólo 10.000 votos! Pueden parecer muchos o pocos según la influencia de la persona que lo diseñe, pero lo que es seguro es que sus creadores intentarán compartirlo al máximo y eso (guiño, guiño) sólo significa más visibilidad para la marca.

My Starbucks Idea

Si has ido al Starbucks sabrás que no es como ir a una cafetería normal. Los amantes de esta cadena de cafés pueden compartir aquí sus experiencias e ideas. Además de sugerir cambios que crean que podría mejorar la experiencia real.

¡Más de 227 ideas! Es el número de las acciones sugeridas por esta comunidad de marca que han incorporado a sus establecimientos.

El cliente se siente de esta forma valorado y, a su vez, la empresa recoge valiosa información para mejorar sus productos y conversiones.

Harley Owners Group

Quedadas, novedades, fotos de “sus joyas”, eventos… Compartir su amor por las motos y estar informado no son los únicos alicientes para formar parte de esta comunidad.

Su exclusividad es su punto más fuerte. Si quieres formar parte de esta comunidad de marca debemos pagar una suscripción y poseer una Harley Davidson.

Los contenidos están cuidados al máximo y ofrecen rutas especializadas, trucos y un montón de información sobre este estilo de vida único.

PlayStation

Impulsada por la comunidad gaming en general, permite conectar jugadores en foros ordenados por diferentes temáticas y juegos.

La competitividad está presente en esta comunidad en forma de Trofeos. Un sistema de recompensa que premia los logros de los jugadores al competir online. Una experiencia que da un valor añadido a la diversión cotidiana de jugar a la videoconsola.

Red Bull Comunidad de los Gallos

Existe en torno a Red Bull varias comunidades en torno al deporte extremo muy grandes, pero también es destacable la Comunidad de los Gallos.

Toda una plataforma dedicada a los amantes del Hip Hop freestyle: rimas, competiciones y productores…

Con información actualizada sobre el mundo del Hip Hop puedes sacar el rapero que llevas dentro y enfrentarte cara a cara contra otro MC. Una pelea de gallos online y en directo en la que el público es el propio jurado.

¡No pienses que es moco de pavo! Son competiciones bastante exigentes en las que deberás perfeccionar tus rimas y ganar confianza antes de lanzarte a hacer el gallo.

Esto sería un pequeño resumen de algunas marcas que han sabido construir una comunidad con los mismos objetivos bajo el paraguas de su marca.

Lo más importante una vez creada una comunidad en torno a una marca es su fidelización y que no se quede todo en una campaña temporal en la que se acaben perdiendo los primeros esfuerzos.

Debemos mantener viva la llama de la pasión para que ante un momento crítico sirva de apoyo y no se torne en contra de la marca. Los beneficios a largo plazo serán mayores que el esfuerzo invertido y mucho más duraderos.

Raquel Sarmiento
comunicacion@microbio.tv
No Comments

Post A Comment