¡Hoooola!
¿Qué quieres hacer?
Te proponemos varios planes diferentes para que nos conozcas más, para que aprendas algo o para que te entretengas un rato. Lo que más te apetezca.

Ir a Microbio.tv
  Mirar gaticos
  Ver nuestros trabajos
  Bichear nuestro Facebook
  ¡Twittear tu amor!
  Jugar al Arkanoid
  Leer un poema épico
  Telequinesis con YouTube
  O... ¡Escuchar nuestra listaca de Buenos Días Microbio en Spotify!

Marketing, creatividad o contenidos: ¿quién manda?

marketing-creatividad-contenidos

Marketing, creatividad o contenidos: ¿quién manda?

A la hora de elaborar una campaña intervienen en el juego varios elementos muy diferentes que son parte fundamental de la estrategia.

Por separado todos tienen su poder, pero sólo juntos podemos sacarles el máximo partido ¡y potenciarlos!.

¿Compiten entre sí los presupuestos en marketing, creatividad y contenidos dentro de una misma campaña? El equilibrio perfecto existe: una idea con un objetivo SMART (específico, medible, alcanzable,realista, en tiempo), un diseño molón que refleje los valores, un texto que nos lleve a la acción y las mejores plataformas del marketing para difundirlo.

Todo suena perfecto, pero a la hora de ajustar el presupuesto real, no todos los elementos acaban con la inversión que necesitan para formar ese combo ganador del que te hablábamos.

A veces se tiene claro que se quiere realizar una gran creatividad, una animación audiovisual muy currada o una gran campaña con muchos carteles diferentes que cuenten una historia, pero a la hora de promocionarla en marketing y contenidos se queda corta y toda esa inversión se desperdicia.

Marketing de contenidos o campañas de pago

En otras ocasiones el problema es que únicamente se invierte en campañas de pago que funcionan sólo a corto plazo. Tras la inversión inicial tal y cómo llegaron las ventas se van y no se vuelve a ver ningún retorno más allá en el tiempo.

Ante esa falta de retorno a largo plazo de la publicidad más tradicional, tanto en el mundo físico como en el digital, nació el marketing de contenidos. Un marketing que ayuda a nuestros clientes y que hace que estos acudan a nosotros. Pero, ¡no sólo eso! También es el marketing favorito de Google, el lugar en el que debes de estar.

El marketing de contenidos o inbound marketing nos ayuda a posicionarnos de manera natural en nuestros buscadores y nos sirve a largo plazo a generar más engagement y branding para nuestra marca.

¿Cómo pasa esto? Gracias a los contenidos de calidad podemos posicionarnos como referentes dentro de nuestro sector y ser más útiles para nuestro público objetivo con el que crearemos una relación más fuerte y duradera.

¿Eso significa que invertir en publicidad en Internet es malo o peor? Para nada. Cada tipo de estrategia cumple unos objetivos y lo importante es al final decidir con cuál (o cuales) llegaremos mejor a nuestro objetivo principal y cuánto debemos invertir.

Por ejemplo, si tu proyecto está despegando, y aún eres junior dentro de tu sector, lo mejor para darte a conocer sería invertir en campañas puras y duras tanto en redes como en Google. Aunque eso no quiere decir que debas olvidarte del todo de tus contenidos y tu posicionamiento SEO.

El posicionamiento SEO empieza desde que nace tu empresa en la red, por lo que cuanto antes lo trabajes, antes lograrás posicionarte y sobre todo conseguirás no acabar posicionado dónde no quieres.

¡Cosa que es muy probable si no se trabaja la estrategia desde el principio! y que cuesta mucho, un inmenso esfuerzo, corregir más tarde. Por eso contar con expertos en SEO antes de lanzar tu marca al espacio exterior es la clave para librarse de los disgustos del futuro.

A modo resumen (muy, muy breve) diremos que el SEM funciona muy bien para lanzar campañas de productos concretos o lanzar nuestra marca al mercado y que el SEO es imprescindible siempre. Palabrita de Google.

En una relación romántica el SEM serían las rosas y los bombones que siempre sorprenden y el SEO como los besos de buenas noches que nunca pueden faltar.

Contenidos VS Creatividades

Dicen que todas las historias tienen varios finales según quién te las cuente. En este caso, a la hora de hablar de un buen copy o un buen diseño cada uno te contará que su trabajo es más importante, pero ¿quién manda?

marketing-creatividad-contenidos

¿Leerías un buen post sin ninguna imagen?, ¿te llevaría a la acción un bonito diseño sin texto? Puede que la respuesta a ambas preguntas sería que sí, pero si las concretamos un poco más quizás nuestra respuesta sería diferente. ¿Leerías un buen post con un diseño de letra imposible en naranja chillón?, ¿te llevaría a la acción un bonito diseño de un cartel si fuera imposible saber en qué lugar y dónde va a ser? Definitivamente no.

Uno sin el otro pueden existir, pero si lo que queremos de una estrategia de contenidos es que nos lleven a la acción, necesitamos que ambos se complementen para que nuestros usuarios y potenciales clientes realicen la acción que esperamos de ellos.

Si el contenido es el rey, el diseño es la reina que consigue ganar la partida.

Generar más y más contenidos no basta

No sólo no basta, también es contraproducente. Más no siempre es mejor, ni más eficaz. En un mundo infoxicado de información en cada blog, en cada diario, en cada muro de Facebook… Las personas no necesitan más contenidos, sino menos y mejores.

Una estrategia en la que la documentación prime conseguirá mejores resultados porque facilitará un contenido único y de valor que su público no va a encontrar en ningún otro lugar.

Para empezar a crear buenos contenidos hay que volver atrás, al pasado del periodismo.

Hay que rescatar las cinco W: Qué, Quién, Dónde, Cuándo y Por qué. Hay que resolverlas en cada estrategia, en cada post, en cada contenido online, en cada vídeo o en cada manual o tutorial.

Incluso cuando hablamos de la comunicación corporativa de nuestra empresa

¿Quién? Será la pregunta relativa a nuestro público objetivo…. ¿con quién hablo?¿Por qué hacemos contenidos? Principalmente tiene que tener un único objetivo: ¿es por branding?, ¿queremos crear una comunidad?, ¿es un servicio extra de atención al cliente?…

¿Qué? Piensa sobre los temas, elige una información que sea relevante y que de verdad interese a nuestro público.

¿Dónde? Elegir en qué medios estar no siempre tiene que seguir la tendencia imperante. Si sabemos que nuestro público es de Youtube, ¿por qué nos empeñamos en crear una infografía para Facebook?

¿Cuándo? Todos los días, los lunes, a las diez de la mañana, a las ocho de la tarde… Los post sobre qué publicar y cuándo inundan las webs de marketing y redes sociales, pero la realidad es que los datos están ahí. Analiza, testea, comprueba, saca conclusiones… No hay una realidad absoluta. Cada marca tiene una comunidad única que no se puede estandarizar.

marketing-creatividad-contenidos

Los buenos contenidos son buenos porque ofrecen soluciones.Tienen eso que el público necesita y no son letras al azar o frases repetidas hasta la saciedad que deambulan por la red.

Dicen que el ser humano es un ser racional, razonemos. Dejemos de hacer lo que hace el vecino todo el rato. Abandonemos la cultura del y yo más. Menos es más.

Y ese menos no tiene que ver con destinar menos tiempo o recursos (un contenido bien trabajado puede llevarnos más tiempo que crear varios contenidos mediocres). Tiene que ver con la simplicidad de un trabajo bien hecho. Eso que es sencillo y a la vez, tan difícil de encontrar.

Raquel Sarmiento
comunicacion@microbio.tv
No Comments

Post A Comment

Utilizamos cookies. Que lo sepas:

En Microbio Comunicación utilizamos cookies para ofrecerte una mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Si quieres saber más, pincha en este enlace para tener más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Centro de preferencias de privacidad