¡Hoooola!
¿Qué quieres hacer?
Te proponemos varios planes diferentes para que nos conozcas más, para que aprendas algo o para que te entretengas un rato. Lo que más te apetezca.

Ir a Microbio.tv
  Mirar gaticos
  Ver nuestros trabajos
  Bichear nuestro Facebook
  ¡Twittear tu amor!
  Jugar al Arkanoid
  Leer un poema épico
  Telequinesis con YouTube
  O... ¡Escuchar nuestra listaca de Buenos Días Microbio en Spotify!

7 motivos para incluir animación en tus vídeos

7 motivos para incluir animación en tus vídeos

Empecemos por el principio, ¿qué es una animación?

Sin ser muy exacto en la definición, una animación es cualquier número de imágenes de objetos inanimados colocadas en el tiempo de tal forma que den la sensación de movimiento.

A grandes rasgos esto incluye el stop-motion, el motion graphics (dibujos animados por así decirlo), las creaciones 3D y los efectos especiales (todo lo creado por ordenador sobre una película de imagen real es animación).

Aunque en cierto sentido prácticamente cualquier vídeo que veámos hoy en día tendrá parte de animación, en esta entrada nos centraremos en vídeos cuyo único contenido sean imágenes animadas.

¿Imagen real o animación?

A la hora de realizar una producción audiovisual siempre tenemos la opción de elegir entre realizar vídeos de imagen real o de animación. La decisión entre uno u otro formato puede venir determinada simplemente por cuestión de gustos, aunque existen algunos motivos que pueden llevarte a elegir uno por encima de otro.

No es tan caro como parece

Aunque la creencia popular es que la animación es más cara que el rodaje, eso no es del todo cierto. Lo que si es verdad es que en la animación no se puede recortar mucho los costes de producción, cosa que en el vídeo sí se puede hacer, a gran escala un rodaje, y todo lo que supone, suele ser más caro que un vídeo animado de la misma duración. En primer lugar no tienes que pagar actores, desplazamientos, dietas etc. En segundo lugar la grabación de vídeo requiere un equipo mucho más caro que el necesario para crear una animación.

No tiene limitaciones creativas

¿El protagonista de tu vídeo tiene que ir de la Luna a París en un segundo? Ningún problema. Las limitaciones no tienen cabida en la animación. Si puedes imaginarlo puedes crearlo. Si estás pensando en crear un vídeo para tu empresa y no se te ocurre cómo explicarlo con imágenes que puedas grabar con una cámara, quizá lo que necesitas es animación.

Son menos caducos en el tiempo

En general, la animación envejece mejor que la imagen física. Los entornos imaginarios en las que se crean no tienen un reflejo en el que el espectador pueda buscar relación. Por así decirlo, las animaciones viven en una realidad descontextualizada en la que el tiempo no sucede de la misma manera.

La reputación de los actores no modifica el mensaje

¿Os imagináis que os gastáis un dineral en contratar a un actor famoso para promocionar vuestra marca de estilo de vida saludable y de repente no paran de aparecer fotos de él haciendo todo lo contrario? Aunque sea su vida privada y no podríais reprocharle nada, la fuerza de vuestro mensaje se diluye. Podéis estar seguros que al perro que anuncia cerveza sin alcohol nunca lo veréis de resaca.

Es más económico realizar cambios a posteriori

Hace un año realizamos un anuncio estupendo de nuestro producto y ahora hemos decidido cambiar el packaging.

Un anuncio de imagen real requeriría grabar gran parte del metraje de nuevo, o incluso todo. Un vídeo de animación, en la mayoría de los casos, requeriría únicamente cambiar el objeto en cuestión y ajustarlo. El coste de cambios en un vídeo de animación es muy inferior en la mayoría de los casos.

Puede explicar cosas complejas de forma más sencilla

¿Cómo grabar un spot sobre ese producto futurista que aún no has desarrollado? Muchas veces, la mayoría de las veces, plasmar en imágenes lo que pasa por nuestro cerebro no es tarea fácil. Si a eso hay que sumarle que tenemos que buscar su correspondiente en la vida real… a veces, simplemente, no se puede. La animación, al igual que la infografía, nos permite explicar temas complejos en un tiempo menor. Por ejemplo, podríamos explicar cómo funciona un protector solar en un vídeo con actores pero posiblemente conseguiríamos una explicación, igual o mejor, con una animación de menor tiempo y presupuesto.

Son más atractivos

Quizá sea porque saca al niño que todos tenemos dentro y nos recuerda a las horas que pasábamos viendo nuestros dibujos animados pero, la animación, tiene un nosequé que hace que nos quedemos embobados. Quizá sea porque estamos tan acostumbrados a ver fotografías y comerciales de imagen real que cualquier cosa que nos saca de eso nos despierta. Sea por lo que sea, parece que los vídeos animados tienen más facilidad para calar en la gente.

En resumen

La animación es una opción más para nuestros vídeos corporativos o spot que, dependiendo de qué queramos y de cómo lo queramos, puede ayudarnos a ser más efectivos, más interesantes e, incluso, a ahorrar dinero.

Rubén González
ruben@microbio.tv
No Comments

Post A Comment

Utilizamos cookies. Que lo sepas:

En Microbio Comunicación utilizamos cookies para ofrecerte una mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Si quieres saber más, pincha en este enlace para tener más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies