¿Por qué el diseño web no es desarrollo web?

El otro día ya veíamos que no teníamos que confundir el frontend de nuestra web con el diseño de la misma. Y hoy vamos a ahondar más en esa diferencia, pero tomando el diseño web como punto de partida.

Porque muchas veces hablamos del diseño de la web como un todo y, aunque en parte es así, no podemos dejar de lado la labor de los desarrolladores, esencialmente porque sin ellos nada funcionaría.

El diseño web como un todo

Técnicamente podríamos utilizar el término diseño web para referirnos a todo el proceso de creación de una web.

Desde la concepción gráfica, a la parte de contenidos, con el texto y la estructura completa de la web, pasando por el universo gráfico si lo hubiera y acabando por el desarrollo.

Pero también puede incluir las patas de negocio, como pueden ser los procesos que lleven a cabo tus clientes en la web, los flujos de compra o contacto e incluso las partes más relacionadas con el negocio, como qué sucede cuando el cliente realiza una interacción con la web y se integra en los procesos de negocio de tu empresa.

Es decir, el diseño de los flujos con tus clientes es también una parte importante del diseño de la web y cada vez adquiere más importancia.

Hemos pasado de meros espacios de presencia a webs cada vez más complejas que se integran dentro de los flujos de ventas multicanal para poder aprovechar todos los espacios en los que están nuestros clientes y crear así una experiencia única sin importar si vienen a visitarnos a la tienda o la oficina, nos ven en la web o en redes sociales o incluso si hablan con nosotros por teléfono.

Para ello, el desarrollo aporta cuestiones que el diseño web puro y duro (el de nuestros diseñadores) no da respuesta inicial, y que es ya más parte de un trabajo de todo el equipo: negocio, diseño, UX y desarrollo, aunque la aportación de diseño puede variar.

Aquí es donde también nos tenemos que pegar un pequeño tirón de orejas quienes no somos diseñadores: hemos de dar un papel importante a diseño a la hora de interpretar los flujos. Su punto de vista puede ser esencial para adaptarnos y comprender a veces a los usuarios.

El diseño como parte

O como arte. Al final el diseño es una de las partes que componen ese todo. Y es importante, claro que lo es. Pero no es el desarrollo. Por un lado, por esa diferencia que ya os indicábamos con el frontend, pero también porque muchas veces el backend (os enlazamos aquí nuestro diccionario de términos de desarrollo) lleva un diseño.

El backend, ese gran descuidado en los proyectos, y que es una de las partes críticas. Porque si queremos mostrar al mundo contenidos y hacer que los mismos funcionen, no podemos dejar de lado que han de tener no sólo una experiencia de usuario o UX para que el cliente sepa cómo usar la web que le entregamos, sino que muchas veces hemos de dar un aspecto que sea llamativo.

Esto puede parecer caro o un proceso que ralentiza las entregas, pero dar un pequeño empujón a las partes no visibles de la web puede marcar la diferencia entre un trabajo bien hecho y uno que, además de bien hecho, sea efectivo. Hay que tener en cuenta que aunque lo que se vaya a ver sea lo que da resultados, es fundamental que el cliente (el que paga la web para entendernos) se encuentre cómodo gestionándola, ya que eso significará que podrá ahorrar tiempo y obtener mejores resultados.

Un ejemplo: ¿Crees que WordPress estaría corriendo en más del 30% de las webs del mundo si no fuera porque su interfaz de gestión (el backend para entendernos) está pensada hasta el detalle? Iconos, terminología, menús… todo ello hace que sea fácil de gestionar de una manera muy lógica.

En Microbio orientamos el diseño web a resultados

Sí, porque tenemos en cuenta ese diseño como un todo, con lo que entendemos que esa parte del diseño que se refiere a cómo se ve la web también ha de tener en cuenta el diseño como un todo. Nuestro equipo de diseño lo tiene siempre en cuenta y es capaz de hacer que tu web dé lo resultados que buscas gracias al trabajo conjunto con negocio. Si quieres saber más, contacta con nosotros y te contamos nuestro método de trabajo.

Comparte este artículo

Facebook Twitter Linkedin WhatsApp E-mail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *