Ventajas y campañas de éxito que harán que te enamores del Branded Content

Últimamente, una de las frases más repetidas entre los marketinianos es «el contenido es el rey». Y sí, estamos de acuerdo… pero solo en parte. Porque lanzar contenido sin plantearnos su función, nuestra línea editorial, qué valor diferencial ofrecemos o si estamos construyendo la imagen de marca que queremos no sólo no es efectivo para alcanzar nuestros objetivos, sino que incluso es contraproducente. Por eso, en los últimos años se ha impuesto una estrategia que prioriza los contenidos desde el análisis y la lógica: las campañas de Branded Content.

Ventajas de aplicar una estrategia de Branded Content

El Branded Content no es válido para cualquier campaña, y esto lo determinarán, principalmente, los objetivos que tengas. Por ejemplo, si tu objetivo es conseguir un gran número de impactos en poco tiempo, aumentando las ventas a corto plazo, te aconsejamos que desarrolles otro tipo de acciones más directas, con un Call To Action (CTA) muy visible.

Pero si quieres establecer relaciones largoplacistas con tus consumidores, basadas en contenidos de interés para posicionar tu marca, el Branded Content será tu gran aliado.

Así, además de algunos puntos básicos ya mencionados como la fidelización de tu target o una mejora de tu imagen de marca, el Branded Content presenta otras ventajas que no debemos perder de vista:

  • Genera engagement. Al tratarse de contenidos útiles o diferenciales, tu audiencia se sentirá más cercana a tu marca, estimulando su participación en la campaña y su difusión.
  • Otra de las características de este tipo de estrategia es la viralidad. Porque, ¿qué hace que una campaña se convierta en viral? Patrocinarla en forma de apoyo presupuestario siempre ayuda a su difusión, pero un efecto viral difícilmente podrá producirse sin emocionar a nuestra audiencia.
  • La difusión e interacción antes mencionadas tienen otro efecto muy positivo para las marcas: la creación de comunidad. El Branded Content logra mejor que ninguna otra estrategia de marketing que tu audiencia conecte con tus valores, participe de ellos y reconozca tus ventajas. Esto se traduce en fans más involucrados e integrados con nuestra marca.
  • No es invasivo, por lo que la audiencia no lo percibe como una “molestia”, sino que se acerca a estos contenidos de forma natural.
  • Aunque es una estrategia más ligada a alcanzar notoriedad, también puede atraer mucho tráfico a nuestra landing y generar leads para establecer contactos posteriores.

Ejemplos de campañas de éxito de Branded Content

Con el objetivo de inspirarte, hemos seleccionado algunos ejemplos célebres, ya sea por su creatividad, por su viralidad o por la potencia de su mensaje:

  • Popeye el Marino, o cómo el Branded Content lleva casi un siglo demostrando ser efectivo. La emisión de estos famosos dibujos animados de principios del siglo XX se debe a un exceso de producción de verduras en Estados Unidos. ¿Sabías que el consumo de espinacas aumentó más de un 30%?
  • Otro ejemplo famoso es el de Red Bull, que actualmente es casi tan conocida por sus bebidas energéticas como por producir contenidos sobre deportes extremos. Sin duda, uno de sus mayores hitos publicitarios se produjo con el salto estratosférico de Felix Baumgartner. Este salto no sólo batió récords deportivos, sino también comunicativos: el canal de YouTube de la marca congregó a más de 8 millones de espectadores de forma simultánea, mientras que más de 1,5 millones de españoles optaron por verlo en directo en Teledeporte. Unas cifras casi tan asombrosas como la hazaña que se estaba emitiendo.
  • LEGO también ha sabido utilizar muy bien las posibilidades del Branded Content. La popular marca de juguetes atravesó un periodo de crisis entre los años 80 y los 90, debido a lo fácil que resultaba copiarlos. ¿Qué solución propusieron? Consolidar su marca como principal atractivo frente a su competencia. Así, crearon su propia revista, lanzaron páginas webs especializadas con algunas de sus colecciones más emblemáticas (como la de Star Wars) y hasta rodaron las Legopelículas, ¡y con mucho éxito!
  • Precisamente, el cine es una de las plataformas en las que mejores ejemplos encontramos. Por ejemplo, ¿te has fijado alguna vez en la relevancia que tiene FedEx en la película Náufrago? No es casual: la obsesión del personaje de Tom Hanks por la puntualidad y la importancia que le concede a su trabajo en la empresa de mensajería están presentes a lo largo de toda la cinta. Y esos mismos son algunos de los valores que más destaca FedEx en sus anuncios tradicionales.
  • En España también encontramos algunos grandes ejemplos de Branded Content: uno de ellos es el corto de Paco León para Buckler 0,0, en el que se muestra una historia de amor ligada a los valores del producto, con una 0,0 de fondo.
  • De hecho, el Branded Content está tan arraigado en nuestro país que cada año esperamos los nuevos cortos veraniegos de Estrella Damm, las historias humanas tras las campañas de comunicación de Balay (narradas por sus propios empleados) y los spots navideños de Campofrío, en los que sus productos tienen una relación muy sutil con la historia que narran. Aunque, eso sí, al ser piezas individuales y con una narración no muy extensa, podríamos seguir diciendo que, más que Branded Content, esos tres ejemplos son… anuncios sin más ni más.

Dicho esto… ¿Cuál de ellos es tu preferido? ¿Conoces alguna otra campaña de Branded Content que haya llamado tu atención? ¡Compártela con nosotros en los comentarios!

Comparte este artículo

Facebook Twitter Linkedin WhatsApp E-mail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *